28 dic. 2009

ADÁN y EVA eran negros

¿Adán y Eva eran negros?
En África empezó el viaje humano en el mundo. Desde allí emprendieron nuestros abuelos la conquista del planeta.

Eduardo Galeano

Espejos -Una Historia casi Universal



De esa Historia casi Universal el segundo capítulo empieza con la frase de arriba. Con plena concordancia con los conocimientos basados en los descubrimientos de la Paleontología.

Es curioso que millones de años después, parten de África otras emigraciones masivas y no precisamente voluntarias, por el contrario son provocadas por los descendientes de los primeros emigrantes que evolucionaron hacia lo que se denomina Civilización Occidental.

Se me ocurre mencionar dos de ellas
  • Una encadenados en las bodegas de los barcos negreros
  • Otra actual, sobre cayucos y pateras empujados por la miseria imperante en África provocada por las compañías explotadoras del primer mundo con la complicidad de los reyezuelos y dictadores locales.

21 dic. 2009

VOTO DE CASTIGO, de PABLO ORDAZ

En su Antimanual de Filosofía Michel Onfray expone que la política utiliza ca mentira como principal herramienta de trabajo.
Cualquier ciudadano puede comprobar que los políticos al llegar al poder incumplen muchas de sus promesas y no sólo las que se hacen al calor de la tribuna de oradores de los mítines sino ,lo que es peor, también las que estaban escritas en los programas electorales. Si los políticos mienten y cuando más lo hacen es durante las campañas electorales.
Al presidente Zapatero se le ha pillado mintiendo al negar que España iba a sufrir la dichosa crisis, su partido se ha defendido alegando que ante situaciones críticas en economía, lanzar alarmas empeora la situación.
En tiempos el partido de Fraga "Alianza Popular" organizó un "Cocido Madrileño" para sus afiliados y simpatizantes de Madrid, La comida se celebró en los andenes de la ya fuera de servicio estación de ferrocarril de Delicias. Por supuesto cada comensal pagó religiosamente como mínimo lo estipulado con el fin de recaudar fondos para el partido. Quien se encargó de la comida debió ser un profesor de la Escuela de Hostelería pues fueron los estudiantes de la misma quienes prepararon y sirvieron las mesas con los cocidos presentados en pucheritos individuales previamente calentados tras ser llenados con los contenidos de botes de conserva de la popular comida. Este "inocente" timo de Fraga iba dirigido hacia sus propios votantes fa su vez inancieros de su campaña, no hacía daño al resto de la ciudadanía, pero yo me dije: "mal empieza..."

He acabado de leer el libro en cuyas notas del "Copyright" se basaba mi anterior PARIDA., y como medio-prometí aquí van mis comentarios
El autor analiza los hechos que motivaron el revés electoral del PP y que llevaron a Zapatero al Poder.
La lectura del libro es un refresco para la memoria de la historia reciente.
Esta mañana oyendo las noticias durante el desayuno, me enteré de que los conservadores adelantan al partido del gobierno en intención de voto según las encuestas. Ciertamente faltan dos años para la cita electoral, pero no está mal recordar aquello de que "el pueblo que ignora su historia está condenado a repetirla" por eso es muy recomendable la lectura de este libro.
Si habéis leído mi anterior PARIDA sabréis que si copio la más mínima frase del libro me expongo a sufrir un montón de condenas por lo que mis comentarios serán todos basados en mi memoria, no abriré las páginas del libro para reflejar literalmente nada del mismo, tal vez por ello involuntariamente vierta alguna imprecisión en los siguientes rengloness, por lo que pido excusas por adelantado.

El autor es un acreditado periodista y la obra está escrita en ese estilo directo que caracteriza a los de su profesión, demuestra muy documentadamente que en su segundo mandato Aznar utilizó sistemáticamente la mentira para realizar todo aquello que le vino en gana, y escudado en la mayoría absoluta que le otorgaron las urnas dejó de hablar catalán en la intimidad y su personalidad se transformó, a la manera del doctor Jekyll y míster Hyde, dejo de ser el tan cacareado político de centro para ejercer desde la prepotencia incuestionable, y no contestada en su partido. Pero no así en la calle, no llegó a explicarse Aznar el por qué se le cuestionaba tanto en la calle por medio de innumerables manifestaciones multitudinarias.

En los diferentes capítulos en los que se divide el libro repasa de forma clara todos y cada uno de los momentos álgidos del segundo mandato presidencial de Aznar, a saber:
  • La principesca boda de su hija celebrada en el monasterio del Escorial. Ahora sabemos que muchos de los invitados a la misma están en la nómina de imputados, presidiarios y ex-presidiarios.
  • Deportación de emigrantes sin papeles para lo que primero los sedaban delictivamente.
  • La Guerra de Irak. Cuestionada por el 90% de la ciudadanía española y que se realizó por capricho de Aznar. Las mentiras sobre la existencia de armas de destrucción masiva, para justificar este hecho criminal, se las sirvió en bandeja su aliado Bush basado en los informes amañados de la CIA, y la más incondicional colaboradora para mantener estas mentiras fue la ministra de exteriores Ana Palacio quien se apropió de la causa y en su paroxismo soltó un discurso en la sede de la ONU colocándose en cabeza de los defensores de la masacre. Otro personaje impresentable que aparece en este asunto, y en otros más ya se verá, fue el ministro Trillo a quien una periodista le preguntó por las armas de destrucción masiva y él contestó con la chulería de arrojarle una moneda de un euro alegando que había prometido esa recompensa a la primera persona que le haciera tal pregunta. Quizás la Guerra de Irak junto con la boda del Escorial reflejan con más claridad que ningun otro tema los delirios de grandeza de Aznar que tiene dos momentos de máxima gloria el primero con la pose con los pies sobre la mesa de Bush aunque para ello cambió el hablar catalán en la intimidad por hacerlo en público con acento texano. El segundo fue la foto de las Azores con a Bush y Blair.
  • El hundimiento del petrolero Prestige. Ante la inoperancia del ejecutivo frente a esta catástrofe, siguiendo la consigna que para cualquier crisis utilizaba el gobierno, trató de ocultarse tras las mentiras y la negación de la evidencia de los hechos y cuando los gallegos apoyados por los voluntarios procedentes de toda España y liderados por la plataforma NuncaMais recriminaban a los responsables del estado, Aznar y su equipo se sacó otra linea de actuación "el desvío de intenciones" que hasta entonces sólo empleaba en los asuntos del país vasco en donde cualquier tema terminaba con "nuestra política es la única que está contra ETA, quien no está con nosotros está con ETA" en el caso gallego fue: "NuncaMais es un movimiento separatista que con sus falsas acusaciones se aprovecha de la buena gente para conseguir el desmembramiento de España". Con las mentiras y desviaciones de actuaciones se lució Rajoy, el actual líder de la oposición. (Adycto, no te pierdas este capítulo)
  • Los transfugas de Madrid Tamayo y Sáez, quienes en contra de la voluntad popular, con su acción corrupta permitieron la vuelta al poder de Esperanza Aguirre.
  • El accidente del Yacolev 42. Eludieron todas las responsabilidades desde la contratación del avión, hasta la no identificación de los cadáveres. Mentiras y desprecios a las familias. En este asunto el ministro de defensa Trillo, superó con creces el cinismo del propio Aznar de tal forma que posiblemente éste llegó a tomarle manía. Sabiendo que Trillo militaba en el Opus Dei el periodista le dijo: "Ud. bien sabe Sr. ministro que mentir es un pecado capital". Trillo contestó: "ya pero con el sacramento de la confesión se me perdona".
  • Los atentados de Madrid del 11 de marzo. Al estar tan próximas las elecciones la ficticia autoría de ETA era una garantía de triunfo para el PP que se arrogaba ser el único partido que de verdad luchaba contra la banda, por eso el negar a toda costa la presencia de indicios islámicos fue su linea de acción manteniéndola aun cuando todo el mundo, empezando por la policía, iban por la línea contraria de investigación. Igual que Trillo con el Yacolev en la gestión del 11M Acebes, ministro del interior superó en cinismo al mismo Aznar.
  • La derrota electoral 14M. Aunque Aznar no se presentaba, sintió como algo personal la derrota de Rajoy, su elegido a dedo como sucesor. Antes del día de las urnas, su bonapartismo, no le permitía comprender el clamor de las calles de toda España que le gritaban exigiendo: ¡Queremos saber quien ha sido!. Se volvió taciturno enrocándose sobre si mismo hasta el punto de que uno de sus colaboradores se quejaba "ya ni nos mira, me cruzo con él en el pasillo del Congreso y no se digna ni a dirigirme la palabra". La noche de la derrota electoral no eludió hacerse la foto con Rajoy, no quiso dejar sólo a su sucesor pero pidió a Gallardón que le acompañara en el trámite. Gallardón así lo hizo, más tarde comentaba "el día de la victoria no rechazó mi intento de salir en la foto de los triunfadores, ahora me pide que lo haga en la foto del fracaso, y no me he negado".
Como veréis en el libro se cargan las tintas sobre Aznar, alguien puede pensar que ya ,no estando en la directiva del mismo y con Acebes, Cascos, Palacio, Zaplana, Trillo... fuera de la primera fila, existe la posibilidad de que el partido sea otro. La forma de actuar del grupo en la oposición desmiente esta posibilidad. Siguen utilizando la mentira cuando ésta les beneficia y escurren el bulto siempre que se les pilla, ahí quedan los recientes casos de corrupción.
Aunque el actual líder no ejerce el bonapartismo, de hecho se le suben a las barbas muy frecuentemente, casos Esperanza Aguirre y Camps, sin que su autoridad permita que se bajen. En estos casos sólo lo hicieron cuando se les recordó que quien autorizaba las listas electorales del partido, siempre era el propio Rajoy.
Conclusión la historia de los cuatro últimos años de gobierno del PP no se ha de olvidar, el partido sigue siendo el mismo, y los ciudadanos debemos evitar democráticamente que la historia se repita.



14 dic. 2009

COPYRIGHT




Estoy leyendo el libro "Voto de Castigo" del autor Pablo Ordaz editado por Debate y con Copyright 2004 para todo el mundo a favor del autor y de Random House Mondadori S.A.


El motivo de la presente Parida no se relaciona con los comentarios derivados del contenido del texto, quizás cuando termine la lectura del libro me decida a reflejar mis opiniones al respecto, pero hoy se trata de "bucear" en las turbias aguas de la piscina de la SGAE utilizando como trapalín la nota del Copyright que aparece, como se acostumbra, en las primeras páginas y que transcribo:

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del "Copyright", bajo las acciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo público.

Es fácil de adivinar que lo que me ha llamado la atención son las dos últimas palabras. ¿Quiere esto decir que este libro no puede formar parte del catálogo de las bibliotecas públicas?

Este año he sacado el carné de lector de las bibliotecas municipales de Madrid, y le estoy sacando partido, ahora bien si el resto de editoriales emulan a los de Mondadori las estanterías de las bibliotecas se van a ver mermadas drásticamente lo que será un varapalo para la difusión de la cultura.

Pero en lugar de sentirme dolido he reflexionado llegando a la conclusión de que si existen leyes que protejan los intereses de los titulares del "copyright" aún a costa de permitir estas zancadillas a la difusión cultural, yo en mi inocencia pienso que será por "nuestro propio interés" y se me ocurren varias acciones que podrían aumentar la eficacia en la defensa de los citados intereses:
  1. Tengo libros que, además de por el contenido valoro como objetos, casi de arte, por su calidad de encuadernación, por sus imágenes etc, y otros que consulto de vez en cuando. El resto se que no los volveré a leer y cuando alguien se interesa por alguno de ellos se lo presto sin necesidad de devolución. Tengo amigos que hacen lo mismo y de los que de vez en cuando recibo ejemplares que leo con gusto y que a su vez cedo a otros para que siga la bola. Pues bien esto ha de ser prohibido por ley.
  2. Una mejora de la sugerencia anterior, sería que los libros de simple lectura fueran dotados de un chip que detectase final de lectura y actuara destruyendo al libro, no necesariamente de forma violenta es decir con una explosión, podría ser haciendo aparecer algún tipo de tinta que emborronara las páginas.
  3. Una variante del anterior punto sería que el libro tuviera fecha de caducidad, y el dichoso chip actuara al ser rebasada ésta.
  4. Se pueden editar libros con pluralidad de lecturas, por supuesto a precio superior, de tal forma que el chip controlador active la destrucción al ser alcanzado el número estipulado de lectores
  5. De la misma manera que en una peluquería de caballeros, de una localidad que no recuerdo, entró un inspector de la SGAE disfrazado de cliente y se percató que en el establecimiento funcionaba habitualmente un receptor de radio que emitía informaciones y canciones que el paciente cliente en espera escuchaba con más o menos gusto o atención, y que por ello el inspector denunció al peluquero quien en consecuencia tuvo que pagar la tasa correspondiente, aconsejo la creación del CILFTP, (cuerpo de inspectores de lectura fraudulenta en transportes públicos) con la misión de denunciar a todos aquellos aprovechados que leen en el Metro o Autobús por encima del hombro del vecino.
  6. Un inspector de la CILFTP debería tener también la misión de denunciar a quien leyera en voz alta en público, para evitar que las personas próximas a él se aprovecharan de la lectura sin haber pagado el canon correspondiente.
  7. Prohibición terminante de que los escolares hereden los libros de texto usados por sus compañeros de promociones anteriores incluso en el caso de miembros de la misma familia como hermanos o primos. Para el seguimiento de esta prohibición se ha de contar con el profesorado y con el resto del personal de colegios e institutos, bedeles, administrativos... y no hay que descartar la fundación del CICUFLT (cuerpo de inspectores contra el uso fraudulento de libros de texto) quienes gozarán de la libre circulación por los recintos docentes para la vigilancia del cumplimiento de la ley.
  8. Prohibir ejercer sus actividades en España a la entidad Bookcrossing cuyos miembros van abandonando libros para quien los recoja los pueda leer y después decidir si se queda con ellos o los abandona para que sigan siendo el motivo del fraude de ser leídos sin que su autor o sus editores cobren el correspondiente canon.
  9. Como complemento de la propuesta anterior, las autoridades deben de meditar sobre el error cometido al haberse echado atrás en la decisión de cerrar las páginas de internet que atentaran contra los derechos de autor y cerrar http://www.bookcrossing-spain.com/
  10. La parte final de la nota del "Copyright" que me ha inducido a escribir La Parida se podría eliminar a cambio de asociar a cada ejemplar de la biblioteca una hucha similar a las antiguas empleadas para colectas del Domun, de forma que el lector echara en ella el óbolo que creyera adecuado tras la lectura y que sería una forma de pagar la tasa de lectura para la SGAE. He dicho bien tras la lectura y no antes pues así sería una forma de valorar la calidad del contenido del libro evitando pagar por un bodrio.

P.D. La parte final del último punto, pagar la tasa después de leer, me parece una reflexión muy seria, que no encaja con el tono sarcástigco del resto de propuestas. ¿Cuantas veces nos hemos sentido estafados tras la lectura de un libro que nos costó nuestro dinerito? y ¿a quién puedes dirigir tu queja? Si al comprar una lavadora encuentro que no cumple con las características prometidas puedo protestar ante las oficinas municipales de consumo con la posibilidad de obtener la devolución del producto. Pero con un libro no hay tal posibilidad, a mi me pasó con "El Código da Vinci" me fié de la propaganda que acompaña al lanzamiento de todo bestseller y resultó ser un bodrio.

















8 dic. 2009

EXCOMUNIÓN

Hasta que cumplí los quince años viví en el barrio de San Pascual. Entonces era un barrio de las afueras de Madrid al que popularizó Alfonso Sastre en su magnífica obra teatral, (también llevada al cine), "La Taberna Fantástica".
En el barrio San Pascual no había más industria que unos pocos tejares, varias vaquerías, unas cuantas traperías, dos peluquerías de caballeros, tres tiendas de ultramarinos y muchas tabernas. En el límite con el barrio de la Concepción se encontraban, y todavía lo están, el colegio Grupo Escolar, (construcción típica de la pasada República) y La Casa de la Virgen.
Se podía calificar de marginal al barrio , las viviendas carecían de agua corriente, los excusados eran compartidos por los vecinos del mismo patio y al carecer de alcantarillado los desechos iban a parar a las fosas sépticas que debían ser vaciadas periódicamente por el método al que los chavales bautizamos como "el Camión de la Mierda". Con todo esto mi familia no se podía quejar, ya que había gente en peores condiciones. Dentro del barrio estaba incrustado "el Barrio sin Permiso", un poblado de chabolas, de las que se construían clandestinamente en una sola noche para que, una vez cubiertas aguas, se ocuparan por la correspondiente familia emigrante andaluza o extremeña, con niños pequeños que eran la salvaguardia que evitaba el desalojo. En la parte de este sub-barrio que daba al terraplén habían excavado huecos en la pared arcillosa, huecos blanqueados con cal para servir de viviendas. No se si a estos trogloditas se les podía considerar como el lumpen del Barrio sin Permiso, yo que fui amigo de "Manolo el de la Cueva" considraba que estas viviendas eran más acogedoras que las chabolas.
La Casa de la Virgen, complejo religioso compuesto por la iglesia y dos colegios, niños y niñas, completamente separados entre si, estaba y sigue estando en el límite entre el barrio de San Pascual y el de La Concepción.
Como cada mañana de festivo, aquel domingo la iglesia de la Casa de la Virgen, justo antes de empezar la celebración de la misa, ya estaba rebosando de "fieles". El pasillo central separaba las filas de bancos. Las primeras filas de la derecha estaban ocupadas por los viejecitos beneficiarios del comedor social, detrás los escolares propios, tras éstos los niños de la catequesis, casi todos del Barrio San Pascual. En los bancos de la izquierda las viejecitas detrás las niñas en el mismo orden, primero las escolares y detrás las de la catequesis, tras éstas las muchachas que aprendían por la tarde Corte y Confección. En el coro la escolanía.
Los niños de la catequesis llevábamos un cartón cuadriculado por ambas caras, en una titulada MISA con los días festivos y en la posterior titulada CATEQUESIS con los jueves del año. En las cuadrículas se implantaba un sello que acreditaba la asistencia. La buena conducta junto con el cartón perfectamente sellado daba lugar al esperado premio: unas semanas participando en las colonias de verano en Cangas de Morrazo.
Pero aquel domingo iba a ser muy especial. Antes de que el cura, el padre Puyar, apareciera en el altar mayor desde la sacristía, lo hicieron por el pasillo central desde la puerta de la calle hasta los cuatro escalones que daban al altar, seis chavales de entre once y catorce años, todos llorosos y acompañados por un profesor con cara extremadamente seria, se quedaron justo delante del púlpito.
La misa se celebró como siempre hasta llegar la homilía. Pero entonces el discurso del P.Puyar no trató sobre los evangelios:El cura directamente se dirigió a los chavales llorosos y les puso a parir: "Estos indeseables han traicionado la buena fe que en ellos había depositado la Casa de la Virgen. A estos delincuentes se les confió, para que fueran repartidas, las cartas pidiendo la ayuda necesaria para poder llevar de colonias a los pobrecitos niños tuberculosos del Barrio San Pascual. ¿Qué se merecen estos delincuentes que en lugar de cumplir su cometido han tirado a la alcantarilla esas cartas para así tener tiempo de hacer otras fechorías?. Se merecen la expulsión pero no sólo del colegio, se merecen la expulsión de la Iglesia, así os digo ¡Fuera de aquí, fuera de mi presencia!"
Los chicos hicieron el camino inverso llorando desconsoladamente y recibiendo algún insulto desde los bancos.
Me han recordado este suceso dos acontecimientos recientes:
1. Hace un mes en una cola de espera coincidí con un colega de FEMSA, y recordando viejos tiempos me enteré que él fue uno de aquellos chavales excomulgados.
2. La postura de la conferencia episcopal española, quien por medio de su portavoz ha manifestado que a aquel miembro del parlamento que vote a favor de la Ley de Control de Interrupción del Embarazo se le negará la comunión.
Antes de aquel suceso yo ya había gozado de dos años consecutivos de colonias, pero a partir de entonces convencí a mis padres para no volver a la catequesis, y no porque tuviera un alto nivel de conciencia sino porque me fastidió sobremanera lo de "pobrecitos niños tuberculosos del Barrio de San Pascual"

1 dic. 2009

TRIPA Y MAL COLOR

En aquella tarde soleada de la primavera de uno de los primeros años de la década de los cincuenta del pasado siglo, en un pueblo serrano se celebró la boda.
En la mesa presidencial del banquete del festejo junto con los novios y los padrinos se sentaba el cura párroco que había dirigido la ceremonia religiosa, quien agradeció con un adecuado movimiento de cabeza y una sonrisa el grito de "viva el señor cura que los casó" y su correspondiente respuesta unánime de "viva" de los presentes, a pesar que este "viva" era el último de la serie "vivan los novios, vivan los padrinos, viva el acompañamiento..."
Al poco tiempo empezaron a ser visibles en la joven esposa los síntomas de un próximo feliz acontecimiento. Aunque a estas alturas parezca increíble, en aquellos tiempos era una diversión irrenunciable para las comadres de la aldea, la utilización de las escasas matemáticas adquiridas en sus años de escuela rural, para averiguar en qué fecha como mínimo debería nacer la criatura para que la primeriza no fuera acusada de haber llegado hasta el altar con parte de la tarea hecha por adelantado.
Pero en aquella ocasión la futura próxima madre tuvo mucha suerte, las comadres se encontraron con una diversión mucho más apetecible:
Una joven "doncella" que no había pasado por la vicaría, sufría de los mismos síntomas que la recién casada. Por supuesto tenía novio, y estos asuntos los arreglaban los varones de la familia de la mancillada hablando seriamente con el novio, para que éste reparara la afrenta al honor de la única forma posible: pasar por el altar.
El novio aseguró que en aquella faena él no había intervenido que era totalmente inocente, tanto era así que tras algunas insinuaciones de la chica dirigidas a lograr la pérdida de la inocencia, él se mosqueó de tal manera que empezó a distanciarse de ella.
Los familiares retomaron el asunto por el único camino posible, preguntar a la moza, quien sometida a presión confesó su enamoramiento por el hombre más apuesto del pueblo y a quien se debía la autoría de su estado y cuyo nombre no podía revelar.
Pero con lo que había dicho era suficiente para llegar hasta el posible culpable:
El menor de los hermanos recordó que fechas atrás una noche las campanas tocaron a arrebato, el tejado del establo del tío Carlos se incendiaba y faltó tiempo para que los vecinos formaran una cadena desde la fuente de la plaza hasta el pajar, pasándose los cubos de agua que acabaron con el incendio, pero ¿quién se colocó justo el último de la fila junto a la pared del siniestro porque su elevada estatura le permitía, sin esfuerzo, alcanzar el cubo hasta el hombre que arriba en la tapia arrojaba el contenido de agua sobre las llamas sofocando así el incendio? ¡Coño don Domingo el cura!
Y en efecto igual que ocurrió con Urbano Grandier jesuita y cura párroco de Loudun, quien por ser el hombre joven más apuesto de la ciudad se vio enredado en numerosos asuntos de faldas complicados con celos horribles que le llevaron a la hoguera de la inquisición allá en el año 1634, así se debió de ver don Domingo de amenazado por los hermanos de la agraviada, claro que tuvo mucha más fortuna, ante el posible linchamiento fue protegido por la benemérita guardia civil.
Ante la evidencia la joven confesó todo, hasta el detalle de las insinuaciones a su novio aconsejadas por el sacerdote para que cayera en la trampa y cargara con el producto del amor prohibido.
En el pueblo se cantó maliciosamente, (o quizás lo he soñado yo):
El cura a la niña
Le pidió que le pidió
Le pidió su prenda dorada
Y la muy tonta se la dio...
Ya no le queda a la niña
Mas que tripa y mal color...
Un año después nos mudamos en Madrid de barrio. Mi padre tenía que buscarme nuevo colegio, en aquella época era una buena ayuda encontrar una recomendación, y se enteró que don Domingo estaba en la parroquia del Espiritu Santo en Ventas, trasladado allí desde el pueblo. El cambio de destino era la solución que acostumbraban los obispos a utilizar en estos casos.
Fui con mi padre a la entrevista con el cura. No se si en mi admisión en el colegio municipal tuvo influencia aquel hombre en el que mis ojos de niño con seis años se fijaron comprobando que él no tenía tripa y su color de cara era bueno.