29 ene. 2008

Copiar en los exámenes

Hace poco he visto un episodio de los Simpson en el que Lisa,la superdotada niña de la familia, tras copiar en un examen concurso entre colegios obtiene una nota excepcional, de tal forma que gana para su colegio un importante premio en metálico. El problema surge cuando la exquisita honradez de Lisa le impide hacerse con el premio, y trata por todos los medios rechazarlo.

Copiar en los exámenes ¿es siempre inmoral? No sabría que decir.
El bachillerato, hasta 6º y reválida lo hicimos, después de acabar la Escuela, en tres años en el Ramiro de Maeztu (Secretaría única de alumnos libres)
Por supuesto nos enfrentamos a algunas asignaturas que jamás habíamos tocado en FEMSA.
El amigo Luis Moreno y yo, para estas disciplinas preparábamos chuletas. Casi nunca las utilizamos en los exámenes, como se explica en una exclamación que Luis hizo famosa "¡Qué rabia, haciendo la chuleta me he aprendido la asignatura! ¡ tanto trabajo para hacer la chuleta y ahora no me hace falta!"

En mis tiempos de la Escuela no recuerdo haber copiado, otra cosa es haber averiguado anticipadamente lo que en el examen iba a caer. Sobre este asunto tengo en mi memoria dos casos.

1. En tercero, nos dio clase de Termodinámica el Sr. Gayo. Tanto en los exámenes mensuales como en el final de la asignatura, desde el segundo mes de clase, todos sabíamos que es lo que iba a caer en la parte teórica del examen, los problemas eran otra cosa . Los exámenes, que podían durar más de tres horas, constaban de una serie de preguntas con las que se abarcaba toda la parte de la asignatura dada hasta entonces. Creo que la Termodinámica fue la asignatura que mejor aprendí, y posiblemente una de las que mayor partido saqué,

2. Creo que fue en cuarto cuando dimos la asignatura de Mecanismos, con el texto de Celso Máximo del Coso. El profesor, un ingeniero aeronáutico recién incorporado a FEMSA, el Sr. G (los de mi curso saben a quien corresponde la inicial), desde el primer día de clase hasta el del examen final de curso, se hartó de repetir "Más sabe el diablo por viejo que por diablo, no intenten ustedes copiar, me las se todas, y pobre de aquel que lo pille haciéndolo". No se si alguno de mis compañeros copió en esta asignatura, yo tampoco. El gran hombre era muy cuidadoso, en cada examen traía las preguntas mecanografiadas, las repartía, un folio por alumno, boca abajo, y cuando consideraba la hora de empezar, daba la señal y adelante. Estas hojas se las mecanografiaba la secretaria de su departamento, delante de él, desde la misma máquina las recogía y se las llevaba para custodiarlas hasta el momento del examen.
Así lo hizo con el examen final, pero en esta ocasión tuvo un error imperdonable. Las hojas de papel de calco, fueron desde la máquina de escribir hasta la papelera, de donde las recogió el compañero X, justo el día anterior al examen. He de decir que dos compañeros de la clase, por diversas circunstancias no pudieron acceder al tesoro en forma de papel carbón. Fueron los dos únicos exámenes honrados.

En este segundo caso, uno de los alumnos (FM), no boyante en esta materia, decidió cometer en el ejercicio algún error, para evitar sospechas. Ciertamente que la perfección de un examen u otro ejercicio provoca sospechas de fraude.
Cuando hice segundo de Físicas, en la Complutense, la asignatura de Mecánica, tenía una parte de prácticas. Una de las clases en el laboratorio, consistía en tras obtener una serie de medidas del periodo de un péndulo, partiendo del valor medio de las mismas, calcular el valor de la aceleración de la gravedad. Recuerdo que con cronómetro en mano, realicé un montón de determinaciones del periodo del péndulo. Operé y obtuve como valor g=9,81ms-². Puedo asegurar que fue por pura casualidad.
El profesor, un PNN, no se lo creyó, me acusó de haber falseado los datos, defendí mi ejercicio con ahínco, al final me aprobó a regañadientes. Yo me acordé de FM, y pensé ¡qué razón tenías!

24 ene. 2008

Voto electoral negativo

Estamos en plena campaña electoral por lo que es de actualidad el artículo, que con permiso de su autor, reproduzco a continuación


VOTO ELECTORAL NEGATIVO

En la actualidad, el sistema electoral en España obliga a otorgar un solo voto a uno de los partidos candidatos. Cuando ninguno de los candidatos convence a un votante, la única posibilidad es votar en blanco, y que decida el resto de votantes, es decir, aceptar lo que elijan los otros. Pero existe una situación en la que, aunque no satisfagan las promesas y campañas electorales de ninguno de los candidatos o se considere a varios de ellos como "menos malos" que otro u otros, puede ser que, de lo que sí esté convencido el votante es que no desee que salga elegido uno determinado de ellos. En este caso es difícil reflejar su voluntad electoral, pues el llamado "voto útil" -votar al partido ideológicamente opuesto al que no se desea elegir - no refleja exactamente la voluntad electoral del votante, ya que ha de votar a un candidato con el que no está completamente de acuerdo, y lo hace únicamente para restarle posibilidades al otro-

Para estos casos propongo una modificación al sistema electoral en la que se admita el voto negativo a uno de los candidatos. Este voto viene a decir: no estoy plenamente convencido de cualquiera de los candidatos, pero lo que sí tengo claro y quiero que se me escuche, diría este votante, es que no quiero que salga elegido éste.

El recuento de votos se haría de igual forma que la actual pero admitiendo el signo negativo, y el resultado sería la suma algebraica de todos ellos, siendo el vencedor el que más votos netos obtenga (positivos menos negativos).

Este sistema podría producir resultados paradójicos, como ser que no exista un candidato con resultado positivo, y saliera elegido un candidato que haya obtenido un resultado neto negativo, pero que fuese el que menos votos negativos obtenga. Este resultado se acercaría más a la voluntad de los votantes y no la situación actual al salir un candidato elegido con un mínimo de votos, aún habiendo sido el que más obtuvo, debido a una fuerte abstención, motivada por inconformismo, y ante la imposibilidad de reflejar el verdadero deseo de que no saliera tal o cual candidato, o que salga elegido uno de los candidatos con un determinado número de votos, incluso grande, pero no por afinidad política del votante, sino por despecho hacia el contrario, cosa que no debería llenar de orgullo al elegido, ni es de completa satisfacción del votante, pero que llegaría a considerarlo un mal menor.

La implantación de este procedimiento conllevaría numerosos cambios y acarrearía ciertas dificultades, todas ellas solucionables. Una de las cuestiones a modificar sería el procedimiento de asignaciones económicas a los partidos, que actualmente está establecido sobre la base de los votos obtenidos. Este procedimiento de votación aquí sugerido, permite pensar en otros de mayor audacia, pero perfectamente imaginables: disponer cada votante de un número determinado de votos que puede repartir aleatoriamente, o según un determinado procedimiento, a varios candidatos (al estilo de las votaciones del Festival de Eurovisión). Incluso otro sistema que integre a ambos, es decir, un número neto de votos a repartir, positiva y negativamente, entre los candidatos elegidos por el votante, según un procedimiento a establecer.

Fernando Martínez

17 ene. 2008

Servicio completo

En Estudios y Proyectos teníamos un Laboratorio Fotográfico. Al frente del cual estaba Jacinto, el protagonista del anterior artículo “Precisión”.

Jacinto, además, poseía un laboratorio fotográfico casero, desmontable, que instalaba y desinstalaba en la cocina de su casa. Allí revelaba los carretes, blanco y negro, de sus clientes (currantes de FEMSA) y lo hacía con una aceptable calidad, cumpliendo los lazos y por un precio mas asequible que en cualquier otro sitio. Claro que los que usábamos sus servicios particulares, pagábamos un precio extra, el de tener que oír cada vez la misma retahíla: sobre el excelente proceso que aplicaba y sobre la calidad del material empleado, siempre de la marca AGFA, incomparablemente mejor que la KODAK.

Esta preferencia de marca, yo lo achaco al gran espíritu europeísta de Jacinto, como se verá más adelante.

Poco a poco Jacinto fue ampliando la gama de producto de su negocio. Primero suministrando la película, por supuesto AGFA, que según él tenía un grano de emulsión muy…… Cuando le entregabas un carrete para revelar, preguntaba si el soporte te lo devolvía o no cargado y con qué cantidad de carga, para veinticuatro o treinta y seis.

Más adelante amplió su actividad comercial con la venta de cintas vírgenes de casete, por supuesto marca AGFA.
Esta nueva actividad no tendría suficiente importancia como para figurar en este relato si no fuera porque dio lugar a demostrar el olfato en materias mercantiles del que estaba dotado Jacinto.
Supongo que la cosa debió de empezar como sigue: Una tarde, en su casa, escuchando la música de su colección de vinilos, por medio del compacto que había comprado recientemente a otro gran comerciante integrado en FEMSA, el Sr. Olmos, pasó la vista por el stock de cintas vírgenes AGFA, y se le encendió la bombilla. ¿Por qué no podía él vender las cintas con un valor añadido? ¿Por qué limitarse a ofrecer cintas vírgenes? Y ¿Cómo no amortizar los costes de la colección de vinilos y del compacto sonoro? Pues dicho y hecho, el negocio tuvo tal éxito que prácticamente dejó de vender cintas vírgenes para dejar paso a la venta de cintas grabadas. Las grabaciones tenían dos categorías:
a) Las grabadas según el gusto y criterio de Jacinto.
b) Las de encargo, escogiendo el cliente los temas partiendo de la extensa nómina de vinilos, Por supuesto estas tenían un ligero sobreprecio
Al recoger la cinta grabada, el sufrido cliente debía de escuchar «….donde esté una orquesta alemana, que se quiten las americanas, los directores de orquestas europeos en general, y los alemanes en particular interpretan la música mucho más melodiosamente que los americanos, éstos abusan de los sonidos estridentes, no hay americano que se pueda comparar a Helmut Zacarias…….., »

En Pelayos de la Presa trabaja un fontanero que tiene una pequeña tienda donde se vende cualquier material relacionado con el suministro y o con la evacuación de la misma. Bien a la vista del cliente hay un cartel que más o menos dice « Aquí se vende, no se enseña ». Sólo he entrado una vez, me prometí no volver más y lo he cumplido, la frase me pareció de lo más cretino que en un establecimiento se pueda poner.
Esta aptitud es la más opuesta a la que Jacinto tenía con sus clientes. Cuando te vendía cualquiera de sus productos, te regalaba con una acción docente
Como muestra transcribo una conversación que tuve la víspera de Semana Santa de uno de los años aquellos.
Mejuto – Jacinto necesito tres carretes, de treinta y seis
Jacinto – Vale, ¿Sales de de viaje esta Semana Santa?
M – Si a Barcelona, pasando por Zaragoza, donde me estrenaré con la cámara
J – ¿A qué hora estarás en Zaragoza?
M – Creo que no más tarde de las once de la mañana, pensamos comer allí.
J – Bueno, mira, entre las once y las doce, colócate apoyado en un edificio que está a la izquierda de la Seo, con un objetivo de 5,6 y velocidad 125, enfocas a la Seo y disparas. Verás que foto te sale.





(Mi sincero homenaje a Jacinto Guzmán)

16 ene. 2008

El lenguaje en el sistema educativo


Mi amigo Agustín me ha enviado un artículo de Pérez Reverte (1) en el que se lamenta de la situación de la enseñanza en España. De este escrito extraigo el párrafo siguiente:

«………De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora ………….»

Con la lectura de estas frases, y teniendo en cuenta al autor y su trayectoria profesional, el cándido lector deducirá que a Pérez Reverte, principalmente, le preocupa el deterioro de las materias encasilladas como de letras en la enseñanza, y da por hecho que al perderse efectivos en letras, por efecto dominó, también se resienten las ciencias, aunque éstas no hayan sufrido recortes en el plan de estudios.
.
En efecto, según mi opinión, menospreciando las letras, y en primer lugar al lenguaje y sus derivados, se va al traste todo el sistema educativo.

Si nos preguntáramos ¿qué es el lenguaje?, alguno llegaría a contestar que el lenguaje es el pensamiento.
Aunque es difícil razonar esta identidad, no va muy descaminada la respuesta.

Estudiosos del cerebro humano, junto con paleontólogos de prestigio, ante el interrogante de ¿Qué fue primero el pensamiento o el lenguaje?(2), no se ponen de acuerdo en la respuesta.

No estoy interesado en la cuestión, me da lo mismo la respuesta, pero tratar de pensar sin utilizar el lenguaje, me es imposible. Sin el lenguaje no hay pensamiento, ni siquiera en este mundo dominado por la imagen.

En conclusión, potenciando el lenguaje, (las letras en general), se tienen más posibilidades de evitar el fracaso escolar.



(1) Está en http://www.xlsemanal.com/web/firma.php?id_firma=5150&id_edicion=2687
(2) Parecida a la pregunta ¿Qué fue primero el huevo o la gallina?

12 ene. 2008

Barcelona



«……en la Rambla de Barcelona, un ancho paseo que empieza en la plaza de Cataluña y termina junto al mar, en el monumento a Cristóbal Colón. Allí, entre pájaros enjaulados, puestos de flores, hombres y mujeres estatuas y terrazas de café siempre abarrotadas, hay quioscos de revistas con un gran surtido en las principales lenguas y abiertos las veinticuatro horas del día. Allí en medio de aquel gran bullicio internacional, se puede comprar una bonita guía ilustrada de la ciudad: Paseos por la Barcelona científica…………..»

Esto que has leído forma parte del prólogo del libro de divulgación “Cara a cara con la vida, la mente y el Universo, de Eduardo Punset” No voy a escribir sobre él, aunque quizás lo haga cuando lo haya leído completamente, tan sólo diré que el prólogo entero ha traído a mi memoria los frecuentes paseos por las Ramblas durante aquel ya lejano año 1968.

Es muy cierto que los quioscos impresionan, como impresiona la ciudad en general, y como no sus gentes.

Vicente Morera había sido uno de los mejores profesores que habíamos tenido los de mi promoción en la Escuela, yo no entré con buen pie en su curso (¿1962?). Resultó que el primer día de clase estaba yo ausente. Morera era entonces un joven con la carrera de ingeniero recién estrenada y para empezar preguntó «¿Quién de vosotros es el gracioso de la clase?» Gallardo dijo «¿hoy no ha venido?». El resultado de estas dos frases fue que durante todo el curso estuve marcado.

En el año 1968, Morera fue nombrado director de la zona del Mediterráneo, dejando su puesto de director de fábrica S. Juan Despí, pero al despedirse del puesto pensó que Mejuto, con ya alguna experiencia en Baterías, mi puesto era el de Experimentación Acumuladores, podría ser con quien se iniciara en fábrica un nuevo puesto en el departamento de Ingeniería. Tras las oportunas gestiones fui cedido por un año a la fábrica. (Parece esto una crónica sobre acuerdos entre equipos de fútbol).

Con Vicente Morera me trasladé a Barcelona, fue mi padrino del aire, aquel era mi primer vuelo. Y en la fábrica de S. Juan pasé aquel año.

Ese año es uno de los que mejores recuerdos de mi vida laboral me han dejado. Tanto desde lo profesional como el de ampliación de mis amistades con muchos compañeros de los que el tiempo me ha ido alejando, y aunque parezca ñoño o pesado, por si esto llega a ellos o alguno de sus familiares, sepan que me sentí honrado con la amistad de Arús, Campderrós, Cruz, Forner, Guilera, Gustavo, Mas, Masip, Nuri, Oliete, Osma, Ribot, hermanos Solé, Vinuesa,…..

A Barcelona he vuelto muchas veces. Este año en marzo tengo programado ir, pasearé de nuevo por las Ramblas, seguiré asombrándome con los quioscos y compraré la guía Paseos por la Barcelona científica………..

10 ene. 2008

23 - F



Como se está celebrando el cumpleaños del rey, varios medios de comunicación han publicado artículos sobre la importancia que ha supuesto la monarquía en la marcha del país. Y el intento golpista del 23 de febrero del 1981 fue un acontecimiento en el cual la influencia del rey es analizada desde perspectivas varias. Repasando alguno de estos artículos he recordado que, prácticamente todos los años desde entonces, cuando se acerca la fecha aparecen los famosillos contando sus recuerdos y vivencias del momento.



Como homenaje a la gente de a pie voy a contar cuatro vivencias, la primera propia.



1. Si mal no recuerdo aquel día era lunes. Yo tenía comprados unos cuantos rollos de papel para cambiar el aspecto del pasillo y del cuarto de estar de casa. En asuntos bricolajeros me considero un perfecto chapuza, aunque empapelar paredes no es lo que peor se me da, creo que porque empleo mucho tiempo, no tengo más remedio que ir muy cuidadosamente, ya que los posibles fallos serían lacras que me acompañarían demasiado tiempo después. Además para no perder concentración, mientras estaba en la labor, la radio se desconectaba, tan solo me permitía escuchar música del casete. Así se pasó la tarde, llegó la noche, y todavía estando yo subido en la escalera de mano sonó el teléfono. - Es tu madre, quiere hablar contigo, me dijo Nati, mi mujer.



Bajé de la escalera, cogí el auricular y empezó una conversación rarísima, mi madre me preguntó por mi salud, muy raro ya que al mediodía había hablado con ella. Entrecortadamente me hizo más preguntas, del estilo de ¿qué te parece eso? ¿como lo ves? ¿no has visto la tele? y colgó. Puse la tele y entendí a mi madre, debería de creer que mi teléfono estaría ya intervenido, la pobre daba más importancia a "mis andanzas" de las que realmente tenían, casi me sentí orgulloso. La labor de empapelado se interrumpió por varios días.



2. Un familiar mío, militaba en el PCE agrupación de Leganés. En cuanto tuvo conocimiento del asalto al Congreso, se fue para la Sede del Partido. Allí estaban un par de dirigentes y otros militantes de base como él. Alguien apuntó que si el Tejerazo tenía éxito se producirían de inmediato registros en las sedes, lo que podría poner en peligro la integración física de muchas personas. Decidieron recoger todo material considerado comprometido y repartirlo entre ellos para custodiarlo cada uno en su domicilio. Así lo hicieron.



Pensando en el acojone de mi primo FG, rindo homenaje a estos ciudadanos anónimos, que exponiéndo su seguridad y la de los suyos, trataban de salvar la de los demás




3. Un compañero de mi oficina JM, para su propia desgracia, tenía en su casa una enciclopedia médica de un montón de volúmenes. He dicho para su propia desgracia porque estos libros no le dieron nada más que disgustos. Me explico: cada vez que él o alguien de sus allegados tenía la más mínima dolencia, recopilaba los síntomas, se dirigía a la enciclopedia, cotejaba el síndrome con los datos de la obra y siempre obtenía el mismo resultado, "enfermedad grave, casi terminal".
Aquella tarde buscando un lugar donde esconder su carné de CCOO, pasó su mirada por la estantería donde se ubicaba la dichosa enciclopedia y zas, cogió un tomo al azar, lo abrió e introdujo en él el peligrosísimo carné. Volvió a colocar el tomo en su sitio.
A los pocos días nos contó la historieta, añadiendo que tenía un problema, quería recuperar el carné, pero no tomó nota del tomo utilizado, y ahora no daba con él. Le dije - Mira esto te va a venir bien, coge tomo por tomo, sacúdelo sin que importe su deterioro, hasta que encuentres el carné. Quizá con el nerviosismo lo hayas escondido en algún libro de otra colección, no importa, si te cargas la enciclopedia habrás logrado deshacerte de una de tus fuentes de preocupaciones. En Comisiones te harán otro carné sin que te pongan pega alguna.


No pude confirmar si me hizo caso, quizás si, desde entonces no volvió a contarnos nada sobre nuevas consultas médicas.



4. JG trabajaba en Personal. Como miembro del Consejo de Delegados por este motivo teníamos frecuentes relaciones sindicales. La mejor forma de definir su ideología se debió a Antonio Rueda quien en una asamblea, refiriéndose veladamente a JG empezó su intervención así: « Hay compañeros que creen que el Hombre es portador de valores eternos...........»


Días después del Tejerazo en conversación informal en un corrillo donde estaba JG, alguien soltó una opinión que en general compartíamos muchos: «Si el Tejerazo hubiera triunfado, lo habría hecho por poco tiempo, las relaciones con las naciones de nuestro entorno no lo hubieran hecho factible. El gran problema hubiera sido que en pocos días las fuerzas fácticas habrían producido un mal irreparable». Jaime protestando argumentó. «Os aseguro que mientras JG estuviera en fábrica, nadie sería capaz de tocar ni un pelo de la ropa de los Rojillos de FEMSA»


Sinceramente le creí, pero me pregunté internamente « ¿Qué pasaría si entonces JG se pidiera un permiso de un par de horas?»

6 ene. 2008

Teletransporte


«Suponga que inventan una máquina de teletransporte. Suponga también que es una máquina ideal, que nunca falla y cuyo funcionamiento es el siguiente:
Existen dos cabinas.
1º Te metes en una cabina.
2º Pulsas un botón.
3º La máquina te analiza y te estruye en nanosegundos. A tu cerebro no le da tiempo a recibir ningún estímulo de modo que es indoloro.
4º La máquina toma toda la información sobre tu estructura a nivel atómico y la envía en forma de ondas electromagnéticas a la velocidad de la luz de una cabina a la otra
5º La otra cabina te reconstruye exactamente como eras, átomo por átomo

La pregunta ¿Usaría Ud. este servicio? reveló que existían dos opiniones mayoritarias y opuestas.
La opinión de tipo A: Las personas afirmaban que no usarían la máquina porque las mataba y luego construía un clon al que consideraban una persona diferente de sí mismas.
La opinión de tipo B: Personas que afirmaban que sí usarían la máquina porque lo consideraban un simple proceso de destrucción y reconstrucción donde el clon sigue siendo la misma persona»


Todo lo anterior aparece en Wikipedia, (diréis que frecuento demasiado la enciclopedia de la Web) bueno admito la crítica, pero me ha servido para recordar que este asunto sirvió en una ocasión para que el Sr. Silvestre llenara una de sus aburridas clases.
Silvestre empezó su clase hablando de la futura máquina teletransportadora. No tenía la más mínima duda de que en un futuro no muy lejano, la humanidad llegaría a descubrir la forma de hacer una realidad el fantástico sistema, (en esto mi opinión coincide con Silvestre) lo curioso es, partiendo de lo que Silvestre opinaba, que si le hubieran hecho la pregunta él pertenecería a un tercer grupo C, me explico.
Silvestre nunca entraría en la máquina por el siguiente razonamiento:
« El sistema, en la cabina emisora, descompondrá el objeto a transportar en sus átomos, y lo recompondrá, en la cabina receptora, con lo cual será un proceso de transporte ideal para cosas y animales. No apto para los hombres, (no dijo mujeres ya que entonces se admitía hombre como sinónimo de humano). El hombre está compuesto por cuerpo y alma, el sistema de teletransporte sólo transportará el cuerpo quedando el alma en la cabina emisora, al separar el alma del cuerpo se producirá la muerte, es decir sólo transportará un cadáver»

Nicolas Salmerón




«Nicolás Salmerón fue uno de los presidentes de la Primera República. Cuando le presentaron a la firma una sentencia de muerte dimitió, aunque hacía muy poco tiempo que le habían elegido......»

Así empezó mi padre una de las narraciones con las que, a mis hermanos y a mi, nos regalaba de vez en cuando. Éramos muy pequeños, tan pequeños que aún siendo yo el mayor no alcanzaba a valorar el significado de la narración.
Puede que mucha gente crea improcedente hablar de estos temas a niños , yo opino que no, nosotros no llegaríamos a comprender la profundidad de lo que nos contaba, pero el poso quedó en nuestra mente.

---oOo---

Cuando enterraron a Dolores Ibárruri, visité el Cementerio Civil, justo en la entrada se encuentra la tumba de Salmerón, y en la monumental lápida la inscripción que acaba con la frase

«..dimitió por negarse a firmar una sentencia de muerte»


---oOo---


Copio de Wikipedia esta introducción:

Nicolás Salmerón Alonso, (Alhama de Almería (Almería), 10 de abril de 1838Pau, (Francia), 20 de septiembre de 1908). Político y filósofo español, fue Presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República Española durante mes y medio en 1873. Dimitió por negarse a firmar una pena de muerte. Fue catedrático de Historia Universal en la Universidad de Oviedo y de Metafísica en la Universidad de Madrid. Fue estudioso de las teorías de Krause, que inspiraron a la Institución Libre de Enseñanza.

El resto del artículo es muy recomendable.

---oOo---

Para terminar:

Creo que si se pudiera, en Amnistía Internacional, nombrar socios de Honor, a título póstumo, Nicolás Salmerón se ganó el honor de ser el primero

4 ene. 2008

Ciudadanos sin fronteras


Cuando un inmigrante comete una falta, la repercusión del hecho ante la sociedad es mucho mayor que cuando la misma falta es cometida por un "español de los de toda la vida".

La semana pasada volvía yo a mi casa en el autobús 70, uno de los viajeros, más o menos de mi edad, iba despotricando en contra de los emigrantes, por lo visto un latino americano había subido con un cochecito de niño por la puerta del centro, en lugar de haberlo hecho por la del conductor. No se hasta qué punto esto debe ser punible ya que en esa misma puerta, también se encuentra un picador de billetes, y este hombre había hecho uso del mismo.

El resto de viajeros no hacíamos caso del criticón hasta que dijo la frase: "tendría que resucitar Franco, aunque fuera de cabo primero", no pude contenerme y le contesté que por mi parte podía resucitar cuando le viniera en gana, pero para ser juzgado por sus muchos asesinatos. Esto provocó una continuada discusión hasta llegar a mi parada, que curiosamente era la suya.

-¡ Vaya si somos casi vecinos!- le dije y nos quedamos hablando, de una forma mucho mas sosegada, en la acera durante un buen rato.

Entre las cosas que nos dijimos resalto que cuando manifestó que él era español, le contesté que yo me sentía orgulloso de ser Ciudadano sin fronteras.


Ya andando en soledad hacia mi casa, pensé: acabo de acuñar una expresión Ciudadanos sin fronteras, si no lo está se debería fundar una ONG con este título.


En estos días se ha producido en Somalia el rapto de dos cooperantes de Médicos sin fronteras, ayer fueron liberadas, y ante la magnitud humana de estas personas medité, que yo no merezco, por méritos propios, aplicarme este título de Ciudadano sin fronteras

3 ene. 2008

Precisión


-Jacinto ¿qué hora tienes?
Jacinto hizo una mueca de contrariedad, con su mano derecha se arremangó ligeramente el brazo izquierdo hasta descubrir su reloj de pulsera. Entre los dedos índice y pulgar de la propia mano derecha abrazó el peluco, y lo miró fijamente sin cambiar el gesto de su cara. Volvió la mirada hacia José Gómez y soltó la siguiente parrafada:
-Hoy es miércoles, ¿verdad?. Todos los martes a las veintiuna horas cincuenta y ocho minutos, entro en la cocina de mi casa, que como sabes es también mi laboratorio fotográfico, me quito el reloj de pulsera y lo paro cuando el segundero marca las doce, y pongo las otras dos manillas marcando las diez en punto, dejo el reloj sobre los azulejos del fogón y enciendo la radio, emisora nacional, esperando las señales indicadoras de las veintidós horas, momento en el cual aprieto la corona del reloj para su puesta en marcha. La experiencia me dice que con esto aseguro llevar conmigo una hora casi exacta toda la semana. Ayer estaba en esta tesitura, pero la mala suerte, o quizás la ley de Murphy, me jugó una mala pasada, en el momento que estaba esperando las señales de la hora oficial, sonó el timbre de la puerta. La puerta de entrada está junto a la cocina, lo que hizo que en lugar de dejar que mi mujer abriera, lo hiciera yo instintivamente. Era una vecina que venía a contarle a mi mujer no sé que chorrada, el caso es que a mi me hizo polvo, hasta esta noche no podré tener en mi reloj la hora exacta. Por eso tengo que decirte que no puedo servirte con la debida exactitud. Ahora bien si solamente necesitas saber el momento actual con una precisión de mas menos treinta segundos, te diré que son las once y cuarto.