14 jun. 2009

LA HORCA

Como siempre que visitaba al abuelo, tras la cena, tomé un libro al de los escasos que había en el estante y empecé a leer en voz alta:

..estaba en el lugar inapropiado en el momento más inoportuno, la redada policial lo pilló de lleno. Aparentemente con las manos en la masa...
---el juicio fue rápido, el juez tenía prisa y la policía deseba que el caso se cerrara cuanto antes, estaban convencidos de su culpabilidad, no tuvieron escrúpulos en aportar alguna que otra prueba inculpatoria...
..subió al patíbulo sereno, antes de que le colocaran la soga al cuello, le concedieron las últimas palabras. Mirando de frente hacia el lugar donde se encontraban sus familiares gritó su inocencia...
...lo llevaron a enterrar a su pueblo, su hijo menor talló en madera una pequeña réplica de la horca que situó en el lugar más visible del comedor familiar, desde entonces la familia reverenciaba supersticiosamente aquel objeto en recuerdo del ejecutado…

En este punto del relato interrumpí la lectura y dije:
-Abuelo, ¿Cómo es posible que reverenciaran al objeto que representaba el método de sacrificio del ser querido?
-Hijo, ¿De qué te extrañas?, observa a los cristianos, llevan dos milenios reverenciando cruces, y adorando a los innumerables ignus crucis repartidos por todo el mundo. Y ¿no es la cruz el instrumento de sacrificio del que consideran su Dios?

El abuelo se está quedando ciego, pero su claridad mental es envidiable

12 jun. 2009

INMIGRANTES

Está muy de moda tanto en mentideros urbanos como en los rurales hablar de los inmigrantes, por supuesto negativamente:

  • Nos quitan el poco trabajo existente. ¿No será que se quedan con las tareas que los aborígenes despreciamos?

  • Consiguen fácilmente plazas en guarderías. Claro, en la selección prima la precariedad

  • Engrosan las filas de la delincuencia organizada. Afirmación como mínimo gratuíta sin base estadística. Es posible que se cumpla en las mafias de ámbito internacional, como ejemplo baste decir que parece lógico que entre los traficantes de cocaína abunden los colombianos.

  • También de la delincuencia menor, descuideros...La cantera de este tipo de delincuencia es la sociedad marginal, completamente independiente del lugar de origen

  • Los moros son los que mandan en España, no hay derecho que una chirigota del Carnaval de Cádiz haya perdido el primer premio porque una ONG haya denunciado las burlas hacia quien llega en pateras. No merece réplica

Pero mira por donde hoy nos despertamos con una noticia terrible. Inmigrante pierde brazo izquierdo

En el enlace la noticia completa en el periódico El País.

Como resumen "según denuncia de la víctima y de CCOO, a un hombre boliviano de 33 años trabajando sin papeles en una panificadora, una máquina de amasar le arrancó el brazo izquierdo. La empresa quiso ocultar el asunto, tirando el brazo a la basura, y abandonando al trabajador a la puerta del hospital, diciéndole que dijera que había sufrido un accidente, pero que no se le ocurriera nombrar a la empresa, en la que trabajaba diariamente doce horas por 24€".

La empresa tiene otra versión.

¡Ojalá que la Justicia haga eso, Justicia!

¡Ojalá que este evento sea tema de conversación en los mentideros urbanos y rurales!, para compensar

10 jun. 2009

G.L.PENNA

Fui colaborador del Sr. Penna durante una gran parte de mi última etapa en BOSCH.
Al principio de nuestra relación laboral estuve muy receloso de la suerte que me había caído encima. Las referencias que me llegaban de él no eran muy halagüeñas, pero pronto comprobé que gran parte de la leyenda negra que le envolvía era fruto del desconocimiento, su carácter reservado, ¿timidez? producía una imagen enigmática que inducía a la desconfianza.
Tratándole la cosa cambiaba. Su profesionalidad procedía más de la zona comercial que de la verdaderamente técnica-científica, circunstancia que, a primera vista, parecía muy extraña para un puesto de dirección de Desarrollos. Pero que, en mi opinión, fue muy positiva. Para la ciencia y la técnica nos bastábamos, parece presunción, los titulares de las ingenierías, el equipo de investigación y el laboratorio de experimentación. El Sr. Penna se encargaba con éxito de la coordinación y sobre todo, como buen comercial, de vender nuestros proyectos a las fábricas productoras y a la Dirección General. Y sin olvidar que inducía excelentes relaciones de colaboración con los comerciales.
Hasta aquí su faceta profesional. MIS PARIDAS pretenden, en el apartado Femsa, mostrar el lado humano de los personajes con los que me he encontrado a lo largo de los 47 años de mi vida laboral. Vayamos a ello:
Penna, de nacionalidad italiana, paradógicamente es uno gran aficionado a la tauromaquia. Por lo visto ya en su época de estudiante se hacía vuelos a Madrid en San Isidro tan sólo para ver una corrida.
Pienso que buscó trabajar en España para poder satisfacer su aficción.
Desde la localidad correspondiente a su abono en la plaza de las Ventas participaba apasionadamente en las discusiones con sus vecinos de asiento, la mayoría grandes entendidos como pude comprobar al descubrir su nombre en alguna publicación especializada, como participante de tertulias de las de a pie del cañón, es decir en el tendido, durante los descansos entre toro y toro.
No profundicé mucho en esta faceta debido a mi postura opositora al espectáculo, ya sabéis "LA TORTURA NO ES CULTURA " que evitaba el asunto taurino como tema de conversación entre Penna y yo.
Su otra gran afición es la numismática, en esta disciplina es, si cabe, un experto mayor que en la de los toros.
En la Plaza Mayor es conocido por todos los comerciantes del ramo. En todos sus viajes a la ciudad que fuera no dejara de visitar las tiendas especializadas. En un viaje a Londres que hicimos juntos con el propósito de homologar baterías en FORD, hizo la oportuna escapada a una feria anual de monedas, de la que regresó muy contento como comprobé aquella noche durante la cena en el hotel. No solamente descubrí su entusiasmo por las monedas, también conocí el lado prosaico del negocio. Penna compraba la moneda que le interesaba para su colección y también la que él sabía que podía revender a buen precio en la Plaza Mayor de Madrid. La numismática era una afición que le producía pingües beneficios, pero es más también ganaba con las monedas de curso actual.
Resultaba que en la plaza Mayor se puede comprar monedas actuales de cualquier país. Cuando se salía al extranjero, y más en época anterior al EURO, las monedas foráneas que traías te las tenías que tragar, los bancos sólo cambian "papel". Parece ser que las tiendas de la Plaza Mayor las compraban prácticamente al peso, y Penna se hacía con ellas a un precio irrisorio y cuando viajaba, las gastaba en pagos o las convertía en papel en cualquier entidad de cambio.
Cuando viajábamos cualquiera de nosotros a algún país del que él tuviera monedas, nos endosaba un saquete y le devolvíamos a la vuelta el correspondiente papel..
Parecía un abuso, pero nos lo tomábamos a pitorreo, y en una ocasión el encargo de cambio de monedas fue providencial:
Resultó que José Fullea viajó a Bélgica, Penna le endosó el saquito de francos belgas. El vuelo hasta Bruselas llegaba muy tarde. Allí desde el aeropuerto hasta la ciudad se iba en taxi o en el Metro, a esa hora en el último Metro, ya con la taquilla cerrada, y el billete lo vendía un empleado en el mismo vagón, se lo pagaban con un billete y el hombre con una sonrisa de oreja a oreja, y por señas, decía que no tenía cambio por lo que pretendía obtener una ganancia extra. Fullea se acordó del talego de las monedas, por supuesto debido al peso del mismo, y dijo en voz alta. "Atención, tengo cambio para todos" el grupo numeroso de viajeros españoles, en ordenada cola cambió sus billetitos con gran alegría, y el empleado miró con odio a Fullea.

2 jun. 2009

USO ALTERNATIVO

Realizando la labor más importante de un jubilado, trabajar en la Bolsa, en este caso la de la compra, empujaba yo el carro en un hipermercado dirigiéndome a la sección de productos de higiene, mirando la nota escrita por mi mujer en el renglón que decía "enjuague bucal", llegué hasta la estantería correspondiente descubriendo que sólo había un frasco del producto, alargué la mano hacia él. pero ¡Oh sorpresa! otra mano, por supuesto no mía, hizo lo mismo al mismo tiempo. Era la de una señora entradita en carnes que me dijo:
Por favor caballero, permita usted llevarme este frasco, para mi es muy importante, no le digo que es cuestión de vida o muerte porque sería una exageración, pero casi.
En otras circunstancias, es decir sin que me hubiera soltado el discursito que me pareció un disparate, no hubiera hecho yo oposición alguna a su deseo, pero la frasecita me dejó intrigado de tal forma que se me ocurrió decir:
Para mi también es muy importante, si voy a casa sin el frasco me voy a llevar una bronca de campeonato. Su caso no será tan dramático como el mío, permítame soltar el tópico de que usted, como mujer, es la responsable de las compras por lo que nadie le echará ninguna bronca.
Entonces me contestó.
Es cierto nadie me va a abroncar, yo misma me abroncaré, resulta que este producto me está ayudando muy eficazmente para mantenerme a dieta. Aquí se sonrojó visiblemente. Verá Usted, el verano se acerca, y deseo volver lucir el bikini en la playa, para lo cual he de perder unos kilos. Resulta que hace un mes descubrí que recién lavada mi boca, yo era incapaz de comer nada, no me apetecía ni los alimentos por los que siento gran debilidad, este descubrimiento me ha permitido encontrar un método infalible para mantenerme a raya, cuando la tentación me empuja hacia el frigorífico, cojo el frasco de enjuague, hago unas gárgaras con el líquido milagroso y tentación vencida. También es bueno venir al hiper con la boca recién enjuagada, evita la compra compulsiva y caprichosa...
No la dejé terminar, alargué mi brazo y le cedí el frasco.
Cuando llegué a casa busqué en la red y me enteré que el fuerte sabor que deja el "elixir" adormece las papilas gustativas...Ahora también empleo el mismo método
Amiguetes rellenos, ya sabéis una cosa más.
De nada