30 ene. 2010

SEGURIDAD

En tiempos de FEMSA pertenecí a la comisión de seguridad e higiene de la fábrica, por supuesto del lado del Consejo de Delegados al principio y más tarde como miembro del Comité de Empresa

Un problema peliagudo al que como representantes de los trabajadores nos teníamos que enfrentar era el tratamiento que teníamos que dar a los puestos de trabajo que tuvieran peligro de toxicidad. La Empresa, por ley, compensaba la peligrosidad pagando las llamadas primas de toxicidad. La postura de los miembros del Comité era que los puestos con afectados de toxicidad había que eliminarlos, para ello trabajábamos en dos direcciones:

a) cambiar el proceso buscando soluciones no tóxicas y mientras tanto

b) invertir en medios y sistemas de SEGURIDAD que evitaran el peligro de contaminación.


Cuando por medio de estas actuaciones, se disminuía el índice de peligrosidad en el puesto de trabajo o en el mejor de los casos la peligrosidad quedaba anulada, la Dirección planteaba dejar de pagar las primas, cosa que parece en principio razonable, pero que producía una mengua en los ingresos del trabajador que en muchos casos era difícil de asumir. Téngase en cuenta que las primas que se recibían desde hacía años aliviaban en parte las estrecheces económicas.

Conseguimos, por una parte, que esta anulación de primas se hiciera paulatinamente absorbiendo las futuras subidas de convenios colectivos etc, y por otro lado nos dedicamos a convencer a los compañeros que la salud no se vende, no hay dinero para pagarla, y si no ahí está la frase que decimos cada 23 de diciembre, “lo importante es tener salud” cuando tiramos al contenedor de papel de reciclaje el décimo en el que habíamos puesto tantas esperanzas.

En una escala mucho mayor nos encontramos ahora con el mismo problema, el CEMENTERIO NUCLEAR. Resulta que la convocatoria para albergarlo se ha cerrado, que yo sepa, con nueve municipios candidatos para albergarlo. La zanahoria que se ofrece para premiar la abnegación de los vecinos es dinero y puestos de trabajo. La consigna de nuestro Comité de Empresa es perfectamente aplicable la salud no se VENDE.

Los vecinos del municipio al que se le conceda albergar el siniestro almacén de residuos nucleares verán compensado el riesgo al que se someten por dinero y puestos de trabajo, pero desde las centrales nucleares hasta el cementerio nuclear periódicamente circularán convoyes con la tétrica carga sometiendo al peligro contaminante a muchos ciudadanos que no recibirán compensación alguna. Esta reflexión, una más, conduce a la máxima:

18 ene. 2010

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS


Todavía resonaban los ecos de las campanadas de la media noche de fin de año, cuando sustituí el calendario de pared de la cocina por el correspondiente del 2010.
Esta mañana me he puesto a la labor de deshacerme de los papeles ya pasados, folletos, facturas, felicitaciones de navidad... y el calendario 2009.

Este último, editado por Amnistía Internacional, tiene, en cada mes del año, una fotografía alegórica a uno de los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de entre las doce fotografías aprovecho la correspondiente al mes de septiembre para denunciar una de las mayores vergüenzas de la que es responsable "la civilización occidental".

Artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
TODA PERSONA TIENE DERECHO A LA EDUCACIÓN

Niños en fila con sus sillas mientras buscan una clase en Beit Hanoun, Gaza, territorios palestinos ocupados. 2006. Fotografía de Alexandra Boulat.

Es una fotografía que muy bien sirve para ilustrar también otros derechos humanos, mejor dicho el incumplimiento de varios derechos humanos: DERECHO A LA VIDA, DERECHO A LA VIVIENDA, DERECHO A ELEGIR LIBREMENTE LA RESIDENCIA EN EL TERRITORIO DE UN ESTADO, DERECHO A LA LIBERTAD Y SEGURIDAD PERSONAL...

14 ene. 2010

HAY QUIEN SE APROVECHA DEL TERREMOTO DE HAITÍ

Noticia en www.elalmeria.es

El nuevo obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, cree que la crisis espiritual que vive nuestra sociedad es un mal más acuciante que la tragedia causada por el terremoto que ha devastado Haití. El obispo aseguró en declaraciones a la Cadena Ser que "existen males mayores que los que sufren los pobres de Haití" cuando se le pidió una valoración de la tragedia en relación con el terremoto que ha arrasado la capital del país centroamericano.

Munilla aseguró que "nos lamentamos mucho de los pobres de Haití pero también deberíamos llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual" porque, añadió, "es un mal más grande el que estamos padeciendo que el que esos inocentes están sufriendo".



Particularmente opino que el aprovechamiento del auditorio que proporciona una tragedia de magnitud inconmensurable para defender ideas propias atacando a quien no piensa como uno mismo, solamente puede atribuirse a un demente.


Las declaraciones del obispo Munilla no se deberían tener en cuenta si no fuera por la importancia del cargo de quien las realiza


Es una barbaridad tan grande que si este obispo no es destituido fulminantemente, hemos de pensar que quienes están por encima de él en la jerarquía eclesiástica, (Rouco Varela y el mismísimo Benedicto XVI), forzosamente han de ser partícipes de la misma opinión.


Hasta aquí la PARIDA que escribí anoche.


Una vez que publico una PARIDA no suelo “tocarla” más, pero en esta ocasión no he tenido más remedio que hacerlo pues al obispo de SS le ha salido un compañero de viaje de una organización de la competencia, el evangelista Robertson, leed lo que esta mañana aparece en el diario Público

"Haití hizo un pacto con el diablo"

http://www.publico.es/internacional/285813/patrobertson/haiti/maldito/pactodiablo

Como uno de los fundadores y presidentes de esta cadena evangelista, Robertson estaba obligado a dar una explicación a sus tele-espectadores desde el punto de vista de dios. Según él, la explicación que le daría al desastre es que ellos se lo han buscado porque tienen un pacto con el diablo. "Le dijeron, te serviremos si nos libras de los franceses. Y así fue, el demonio les dijo, ok, trato hecho"


Lo interesante de estas declaraciones es que en ellas mismas está la clave que justifica la necesidad de realizar comentarios tan horrorosos. ¿De qué otra manera se justifica, para un creyente, que dios permita a la naturaleza comportarse tan nefastamente contra criaturas de su creación?



13 ene. 2010

QUERELLA CONTRA EL JUEZ GARZÓN

Desde hace mucho tiempo una sensación nauseabunda se me produce en el estómago cada vez que oigo llamar “guerra civil “a la masacre franquista del 1936. Anoche leyendo, EPEJOS de Eduardo Galeano, me tropecé con la frase que, de forma inmejorable, explica el origen de mis nauseas:

Guerra Civil es el nombre del baño de sangre que el golpe de estado desata. El lenguaje pone, así, el signo de la igualdad entre la democracia que se defiende y el cuartelazo que la ataca, entre los milicianos y los militares, entre el gobierno elegido por el voto popular y el caudillo elegido por la gracia de dios.

Hoy leo en el diario Público la noticia de que el tribunal supremo admite una querella de Falange contra el juez Garzón por investigar el franquismo. Ésta es la tercera querella de una organización fascista, por el mismo motivo, que el alto tribunal admite contra el juez.

Mi sensación de asco es mucho mayor que cuando tropiezo con las dos palabras que justifican el primer párrafo de esta PARIDA. Solamente superaré este malestar cuando acuda al llamamiento en apoyo del juez, llamamiento que ya está tardando en producirse.

¿Dónde están las organizaciones progresistas que deberían movilizarse con este fin?

7 ene. 2010

TAUROMAQUIA NO


El pasado domingo publicó El País un artículo de Javier Marías de contenido contrario a los movimientos antitaurinos a cuyos miembros los acusa de exterminadores de toros.
Es una lástima que Marías haya gastado tiempo y tinta en un artículo que no aporta nada al debate en cuestión, máxime cuando comienza el trabajo asegurando que él no tiene un interés específico sobre el asunto. Parece como si no estuviera inspirado para realizar su columna para el periódico y escogió este tema echando a suertes el lado desde el cual enfocar su opinión
En principio es un escrito ofensivo que califica de franquistas a quienes estamos a favor de la abolición de la tauromaquia
al asegurar que la prohibición de los espectáculos taurinos sería una decisión dictatorial, olvidando que si tal prohibición se origina en el parlamento, como se pretende en Cataluña, sería una decisión democrática, como él debería saber. Además de este absurdo argumento da otros dos:
La abolición del espectáculo causaría la exterminación del toro de lidia, ya que si no se destina a la "tortura", este animal no sería rentable, por lo que terminaría desapareciendo.
Y, las dehesas, donde se cría el toro, verdaderos parques naturales acabarían siendo urbanizaciones destructoras del medio ambiente.


No voy a rebatir estos dos argumentos harto oídos desde mi infancia ya que en mi familia había diversidad de opiniones al respecto. Me limito a aconsejar el artículo que en réplica le brindó, ( perdón por el símil taurino) Julio Ortega Fraile respuesta a exterminador de toros,
Aunque se me acuse de tirar piedras contra mi tejado voy a ofrecer un argumento a favor de la pretendida "fiesta nacional" y que nunca he oído exponer a ninguno de sus defensores.
Recordando la lejana lectura de "El libro negro y Gog de Giovanni Papini"(no es la primera vez que hablo de este autor y sus obras, véase
dudas ) "los hombres necesitamos descargar la violencia oculta en nuestra psiquis", se decía en varios episodios de la citada obra , por lo que en muchos países la pena de muerte se aplicaba en público y no para que sirviera de escarmiento, también y principalmente para aplacar lo que podríamos llamar la sed de sangre, el paroxismo de la teoría se daba en uno de esas naciones donde el verdugo no era profesional, las ejecuciones las realizaban por turno voluntarios apuntados en largas listas. Se aseguraba que la tasa de delincuencia había bajado considerablemente desde la aplicación de esta costumbre.
Pues bien, la tauromaquia puede ser un tubo de escape para nuestras malas pasiones y un espectáculo que colme nuestra morbosidad, y como no quiero llegar al insulto, como hizo el Sr. Marías, no diré que se podría crear las listas de voluntarios puntilleros que dieran, por turno fin a los astados.

He de decir también que el artículo de Marías empieza arremetiendo contra la actual y la próxima ley anti tabaco, acusando también de dictadores a sus promotores. La réplica se la dan por alusiones en:

http://www.nofumadores.org/foro/viewtopic.php?f=3&p=19656





3 ene. 2010

ERUDITO ISLÁMICO


Erudito islamico


Después de ver este vídeo podemos hacer las reflexiones siguientes:

  • El no a las mezquitas votado en referéndum en Suiza está más que justificado. Yo opino que no, un pueblo demócrata ha de votar en consecuencia y no perder la dignidad. Y un estado que se las de de respetuoso con los "derechos humanos" debe de reconocer el de la libertad de culto y no realizar la populista consulta

  • La religión católica es mucho más progresista. No nos engañemos, la postura de la SMICAR no difiere de la exposición del "erudito" clérigo musulmán, la única diferencia está en que la sociedad occidental es la que ha evolucionado haciendo perder el poder a las religiones cristianas, si la relación de fuerzas le fuera favorable a Ratzinger, los sacerdotes católicos expondrían los mismos razonamientos que el musulmán del vídeo, Como prueba echad un vistazo al pasado, no hace falta ir muy atrás en el tiempo, quien tenga edad que recuerde los tres primeros decenios del franquismo. Por naturaleza las religiones no pueden evolucionar. Sus preceptos, según sus creadores, están dictados por Dios por lo que son inmutables y nadie tiene derecho a dudar de ellos, lo contrario, en particular para los católicos, es un gravísimo pecado contra la fe castigado con las penas eternas. Cuando evolucionan hacia el progresismo y la tolerancia es pura apariencia, lo hacen empujados por la sociedad que les supera pero su integrismo subyace a la espera de mejores tiempos.