25 feb. 2009

HONESTIDAD Y DECENCIA


Mi amigo Rizoso me envió este comentario acompañando al video Ajax Fair Play:
Un jugador del Ajax de Holanda estaba tirado en el suelo por una falta. Un jugador del equipo contrario saca la pelota del campo para que puedan asistir al adversario. Al reiniciar el juego el jugador del Ajax en su intento de devolver la pelota al equipo contrario la clava por la escuadra. Todos, incluso hasta el jugador que patea se miran asombrados sin festejo alguno, mientras que el árbitro reglamentariamente otorga el gol. Inmediatamente el equipo contrario saca desde el centro del campo y todo el equipo del Ajax se detiene cual si fueran muñecos de futbolín para permitir que el equipo contrario marque el gol”.


Por suerte, aunque muy raro no es un caso único.
Hace unos años se dio el siguiente caso en la liga inglesa:
Un delantero se dirigió al árbitro del partido para decirle “Oiga, se ha equivocado, me he caído dentro del área sin que me hayan empujado, no ha sido penalti” El árbitro rectificó su decisión.
Cuando le preguntaron al delantero ¿Cómo actuas en contra de tu equipo?, contestó: “No fue penalti, el defensa contrario es un hombre que como yo vive de esto, y con tarjetas rojas se queda partidos sin jugar…”

En el pasado se dio algún detalle, aunque no tan claro como éstos, en el deporte español.
Un jugador del Sabadell, cuando estaba en primera, en un salto chocó con el portero contrario quien quedó tendido en el suelo, el jugador ¿Busqué o Rifé? se quedó sólo y tiró el balón fuera.
Buscató, en baloncesto hizo algo por el estilo ante la canasta rival al quedar el jugador contrario que le marcaba tendido en el suelo por choque fortuito.

Más tarde llegó, entre otros ese entrenador argentino, ¿Bilardo? Bueno, su nombre no merece ser recordado y soltó aquello de "al enemigo ni agua".

Hoy en día los locutores que retransmiten partidos alaban como jugada inteligente cuando un futbolista se tira al suelo para conseguir un penalti a su favor, ¡Qué bien se ha tirado a la piscina!

El video debería ser enseñado en las escuelas, y sobre todo a los integrantes de los equipos alevines, infantiles y juveniles de cualquier disciplina deportiva.
Con los mayores yo no perdería el tiempo, y menos con los profesionales, ya sean deportistas o portadores del “todo vale” como algún periodista del ABC, copas-de-iate


LA CAZA


Según los estudios paleontológicos, desde que nuestros ancestros decidieron bajarse de los árboles de las selvas africanas y andar por el suelo, cambiaron su dieta introduciendo en la alimentación las grasas y proteínas de los animales.
En principio este paso no se realizó apoyándose en la actividad cinegética, el homo habilis fue fundamentalmente carroñero y al evolucionar a homo erganster pasó a compaginar la ingesta de carroña con la de carne cazada por él mismo. (Enseñanza extraída de “El collar del neandertal, de Juan Luis Arsuaga”, libro que recomiendo y puedo prestar)

En esta feliz época de las luces, salvo honrosas excepciones de pueblos indígenas, la CAZA es una actividad de ocio, por supuesto con víctimas. Como toda actividad ociosa, cuando se realiza por las élites, es un medio de contacto para otros provechosos, (aprovechados) fines.

Sé de uno que a mediados de los setenta, pasando por una situación económica calamitosa, empeñó sus pertenencias con el fin de comprarse un equipo de caza para poder asistir a una montería como responsable mayor de la jauría de perros rastreadores, montería a la que también asistía el entonces príncipe de Asturias. Me consta que el negocio le salió redondo, desde entonces escaló posiciones en el mundo empresarial alcanzando un puesto en la cima.

Si ya estaba en la cima me pregunto ¿qué necesidad tenía el ministro Bermejo de irse de caza?, ¿por afición?. ¡Descartado!, un cazador aficionado por fuerza ha de tener licencia. Descarto también la trama genovesa del complot con el Juez Garzón, es una cortina de humo más de las que acostumbra a crear el PP cuando no tiene argumentos de defensa de sus propios cambalaches, hay antecedentes, el más vergonzoso es la trama urdida sobre la autoría de ETA en los atentados del 11M.

Bermejo se disculpó, reconoció su error, y su pesar por haber dado lugar a la utilización torticera.
Yo le creí, pero pensando que debería dimitir. Si el responsable de la Justicia comete una falta punible no le queda otro camino que cesar en el cargo. Y no lo hizo de inmediato.
Tardó tres días y necesitó la ayuda de los empujoncitos dados por la sociedad y la opinión pública. (No le doy autoridad moral alguna a los irracionales ataques de Trillo, quien, tras las desapariciones de la escena política de Aceves y Zaplana, y el obligado mutismo de Pujadle, es el más impresentable diputado del arco parlamentario).

La dimisión, más vale tarde que nunca, es una lección para Fraga el prócer de la patria, quién durante la gran crisis del Prestige se fue de montería, y por más peticiones de cese ni se inmutó. En la actual campaña gallega, es una buena pregunta para Feijoo ¿habría dimitido usted en esta circunstancia?.
Xoseolo

22 feb. 2009

MISIVA ABERTA PARA ADYCTO

Amigo:
A mi vuelta de unas cortas vacaciones con MUNDO SENIOR (eufemismo de IMSERSO), me encontré con una avería en el PC que me impidió acceder a Mis Paridas como hubiera deseado. Tras solucionar el pequeño problema intenté reanudar mi actividad, pero descubrí que había entrado en un estado de sequía, salvando las distancias, me pasó lo que a Serrat, las Musas se fueron de vacaciones, quizás conmigo, pero a ellas les gustó mucho Tenerife y se quedaron unos días más.

Ni siquiera el acicate que me dejaste en forma de comentario en una de las Paridas anteriores me hizo despertar de mi letargo.
Hoy al leer en el periódico que las encuestas dan al PP claras posibilidades de recuperar la poltrona en Galicia, me ha faltado tiempo para entrar en xornalaberto, (periódico abierto, para otros lectores de esta Parida). Con pesar descubro que estás un tanto abatido ante la encerrona que el BNG les hizo a unos “Seniors”.
Te comprendo compañero Adycto, en muchas ocasiones he sufrido decepciones, recuerdo una, en mis tiempos de juventud: me desilusioné con una acción de las llamadas de cambio de chaqueta de un colega por el que yo sentía gran admiración, y se lo recriminé. Me contestó:”¡me pesa tu dolor como si fuera el mío propio!, estás descubriendo la mierda que hay en la política, si te vale como consuelo piensa que del estiércol que tanto te repugna, puede que brote algún día el clavel rojo de la Revolución”.
Por supuesto hasta ahora no se ha cumplido la profecía-deseo, el clavel, si alguna vez empezó a brotar, enseguida se marchitó.

Normalmente no opino durante campañas electorales ya conoces mi tendencia abstencionista, que razoné como mejor supe en mi parida: Ignacio Sotelo , pero cuando se acerca el final de campaña, es decir la hora de la verdad, me empiezan a entrar las dudas si se da la circunstancia de ahora en Galicia ¿Habrá que ir para que los otros no vuelvan y lo de los nuestros “pelillos a la mar”? ¡Como echo de menos el Voto electoral negativo ¡

Un abrazo
Xoseolo

9 feb. 2009

LIBROS SOBRE LA INQUISICIÓN


Comento los libros que he leído, y me han gustado, sobre el asunto del título.
Ninguno de ellos ha sido de lectura reciente, por lo que los comentarios en cursiva los he sacado de la “red” y así lo hago constar con el añadido, en cada caso, del enlace visitado.

LOS DEMONIOS DE LOUDOUN, de Aldous Huxley
De todos los libros reseñados éste es el único que no es novela, pertenece al género de ensayo.
En principio, el ensayo no es sobre la Inquisición, el autor trata de dar alguna explicación científica al fenómeno de los estigmas, tan en boga en tiempos pasados.
Por efectos sobrenaturales estos estigmas aparecieron en el cuerpo de muchas de las integrantes de un convento de monjas en Loudoun.
En esta ciudad francesa ejercía de cura párroco Urbano Grandier, un joven jesuita, inteligente, culto y guapo que tenía, en el terreno del amor, un éxito considerable entre sus feligresas, con muchas de las cuales tenía atenciones íntimas muy del agrado de las mismas.
Parece ser que la superiora del convento no quiso pertenecer al reducido grupo de las no agraciadas por Grandier. Aprovechó el retiro, no recuerdo si de la vida o tan sólo de la profesión, del anciano cura que atendía las necesidades espirituales del convento, y ofreció el puesto a Urbano.
Éste, que como he dicho no tenía un pelo de tonto, y al tener sus necesidades amorosas plenamente satisfechas, no quiso complicarse la vida con monjas y con amabilidad rehusó el puesto alegando falta de tiempo.

La superiora secundada por un numeroso grupo de sus “hijas” empezó la campaña contra Grandier, urdieron un plan maquiavélico que culminaba declarándose endemoniadas acusando al cura de colaborador de todos los diablos.
En principio Grandier no le dio demasiada importancia al asunto, por ser tan burdo, y porque ya en esa época, primer cuarto del siglo XVII, en Francia la Inquisición había dejado de ser lo que era.
Pero…, Grandier tenía muchos enemigos entre maridos cornudos, padres deshonrados por sus hijas, sin memospreciar el odio derivado de la rivalidad entre las distintas órdenes relogiosas y que sobre todo era encarnizado en contra de la Compañía de Jesús … la cosa se complicó fatalmente.

Si tuviera que recomendar uno sólo de los cinco libros, lo haría con éste, aunque reconozco que la última parte, con lo de los estigmas, es un latazo. Pero hasta entonces es una obra muy apta no sólo para conocer métodos de la Inquisición, sino además es una maravilla para enterarse de cómo se las gastaban los exorcistas.

Por mi torpeza no he sido capaz de encontrar nada en “la red” sobre esta obra.
Ofrezco préstamo

CALAMARI
, de Emilio Ruiz Borrachina.
Disfruté mucho con esta novela de base histórica, y aunque el motivo principal del argumento es la inquisición, también contiene apetitosos ingredientes históricos, costumbristas y geográficos.

http://www.erbarrachina.com/calamari.html

Aunque a finales del siglo XVI ya se conocía la ciudad como Cartagena de Poniente (hoy Cartagena de Indias), los lugareños gustaban seguir llamándola Calamarí, que en lengua indígena significa "cangrejo". En 1.585 el pirata Drake ocupa la plaza y, durante su estancia, deja embarazada a la española María de Espinosa. A los nueve meses vendría al mundo Lorenza de Acereto, rubia, ojos color miel, bella, en los arrabales del puerto.
Un misterioso francés, Jean Aimè, enseña a Lorenza a adivinar el futuro en las estrellas, además le entrega un pergamino que deberá guardar toda la vida, en el cual se recogen algunas profecías contra la corona española. A los siete años muere su madre y es recogida por un tío cura, Luis Gómez de Espinosa, quien la entrega a los esclavos para que la cuiden. Lorenza aprenderá el vudú y las religiones africanas. También, de las esclavas indias conoce las magias de los naturales. Se enamora de un soldado español: Francisco Santander. Pero a los 14 años el tío Luis la vende en matrimonio al escribano Andrés del Campo. Se convierte en una de las damas principales de la ciudad, y las mujeres empiezan a recurrir a ella en demanda de todo tipo de hechizos, filtros, oraciones, bien para amansar a sus maridos, bien para conquistar nuevos amores. Calamarí bullía de magia: blancos, negros e indios habían inundado el puerto con sus prácticas…



LA GESTA DEL MARRANO. De Marcos Aguinis

En esta novela, como en la anterior, la Inquisición actúa en las Américas.
Un detalle que recuerdo con admiración es que como una de las exigencias que la Inquisición hace a los acusados es la de delación, éstos idean una estrategia de defensa, o mejor dicho de ganar tiempo, que consiste en delatar con la acusación de judaísmo a todos los “importantes” de Lima. Una regla de actuación del santo oficio es la obligación de investigar todas las denuncias, sin casarse con nadie sin lugar a nepotismos, lo que no se da en CALAMARI donde el inquisidor hace la vista gorda cuando una posible acusación le afecta de cerca.

Con el comentario adjunto y su ampliación en la página de Lecturalia, queda bien definida la sinopsis


http://www.lecturalia.com/libro/2460/la-gesta-del-marrano

La gesta del marrano es una de las grandes novelas del siglo. Reúne suspenso narrativo, belleza poética y admirable sabiduría. A partir de un histórico auto de fe cometido en Lima en el siglo XVII, el autor despliega un conmovedor himno a la libertad y una de las denuncias más rotundas contra la discriminación étnica e ideológica.
Francisco Maldonado da Silva, el protagonista, es un hombre culto, honesto y temerario que enfrenta un doble desafío: el externo y el de su subjetividad. Sus peripecias imprimen a la lectura un ritmo de galope. La obra crece en intensidad hasta acelerar el corazón, desencadenar lágrimas y emocionar de manera inolvidable…

EL HEREJE, de Miguel Delibes

Esta obra ademas de novelizar sobre el hecho histórico del auto de fe, nos muestra como era el comercio, la incipiente industria de la época, el transporte, la vida del campo y de las ciudades en el siglo XVI, aquí en Castilla, guiados por la mano maestra del autor.
Impresiona cuando Felipe II manifiesta que si un hijo suyo, si se lo mereciera, sería el primero en arder, contestando así a uno de los reos, instantes antes de éste fuera atado al poste de la hoguera
http://www.atrio.org/?p=306

Sucedió en Valladolid. En la madrugada del 21 de mayo de 1559, antes de romper el alba, y tras un año de penoso y cruel cautiverio en la cárcel secreta de la Inquisición, más de sesenta reclusos, entre ellos algunos eclesiásticos, integrantes del foco luterano de Valladolid, todos procesados por flirtear con el protestantismo, iniciaban la que para muchos de ellos sería su penúltima procesión. En la gran ceremonia los clérigos fueron también degradados. Al finalizar la misma, los condenados a muerte fueron montados en unas humildes borriquillas para ser conducidos al quemadero…



EL ESCRIBANO DEL SECRETO
, de Joaquín Borrel´

Esta novela no tiene una carga tan dura como las anteriores.
El protagonista es un funcionario al servicio de la Inquisición, su laboe es puramente técnica, es el escribano.
La delación juega, como en las otras obras, un papel importante. Ocurre que al llegar la Inquisición a un pueblo buscando moriscos, y al correr la voz de que los delatores tendrían trato de favor, a las 24 horas el pueblo entero estaba acusado-
Otro detalle es conocer que un acto de higiene, como puede ser lavarse de cuerpo entero en el río, era una señal acusatoria, ya que los islámicos tienen en la limpieza un precepto a cumplir antes de la oración.

http://www.hislibris.com/?p=541

“Hallará quien lea esta historia gran deleite y enseñanza. Se cuentan en ella muchas penas y contentos vividos por don Esteban de Montserrat, escribano del secreto en el Oficio de la Santa Inquisición en el año del Señor de 1561…”



Hasta pronto
Estaré una semana por ahí con el Inserso
Xoseolo

4 feb. 2009

EL ALMA ESTÁ EN EL CEREBRO

Desde que el hombre tiene alma, que sepáis a la mujer se la concedieron hacia el siglo XVI, si no me equivoco, la localización de la misma ha pasado por diferentes órganos del cuerpo, a saber el hígado, el corazón...
Eduardo Punset al titular uno de sus últimos libros deja muy claro donde cree él que está situada el alma El alma esta en el cerebro
El libro es en realidad un compendio de las entrevistas que en el programa televisivo Redes realizó a un montón de especialistas sobre el cerebro y sus funciones, es decir a psiquiatras, neurólogos, paleontólogos...
A través de la lectura del libro se nos desvela que los mandatos que dirigen nuestras acciones y nuestros sentimientos y que se atribuyen al alma, en realidad se generan en el cerebro por acción y efecto de nuestras neuronas mediante complicados procesos bioquímicos, en definitiva nada espiritual, materialismo puro y duro.
Por ello el título no es gratuito, aunque yo pienso que se podría haber ido más lejos, le hubiera pegado más este otro título "EL ALMA ES EL CEREBRO".
Bueno muchos idiomas no tienen distinción entre los verbos ser y estar, el título del libro traducido a estos idiomas se acerca mucho a mi propuesta con quizás una débil diferencia en forma de preposición, la equivalente a nuestra "en"
En uno de los capítulos el entrevistado de turno presenta al cerebro como un ser en si mismo, el cual actúa sobre el resto del cuerpo para su propia supervivencia, es decir da servicio a todos los demás órganos con el fin de, valiéndose de ellos, sobrevivir él mismo. Con este supuesto me pregunto ¿qué pasará el día en el que la "robótica" esté tan avanzada que el cerebro se de cuenta que instalándose en uno de estos mecanismo su supervivencia está mucho más asegurada que instalado en el cuerpo natural?
Y con el mismo supuesto pienso que nuestra alma no es que sea nuestro cerebro sino que tu eres en realidad tu cerebro, yo soy mi cerebro.
Como demostración se me ocurre la siguiente situación: Juan y José van circulando en un vehículo a gran velocidad, y como estás pensando sufren un horroroso accidente. El cuerpo de José queda aplastado del cuello para abajo e incrustados en él un amasijo de hierros retorcidos, en fin totalmente inservible, por el contrario, El cuerpo de Juan, que era el conductor del coche, de un sólo air-bag, queda prácticamente intacto, pero mala leche, uno de los hierros de la valla contra la que finalmente se han estrellado le ha atravesado el cerebro destrozándolo. El final es predecible: El genial médico loco, y su equipo, que casualmente iban detrás de ellos en una ambulancia-quirófano, ni corto ni perezoso, raudamente trasplanta el cerebro de José en el cuerpo de Juan. ¿Como se llama el nuevo ser? ¿Juanjosé? Se admiten comentarios al respecto para una encuesta. Yo particularmente voto por que "el recien nacido" se llama José.
Otra parte del libro que me resultó reveladora es la que describe a un animalito que vive posado en el fondo marino, es una especie de tubo por el que pasa el agua en forma de pequeña corriente, de la cual este ser obtiene sus nutrientes. Lo curioso del mismo es que al nacer está dotado de un cerebro que le permite orientarse hasta el fondo y escoger el lugar donde posarse cómodamente para pasar el resto de su vida. Desde ese momento el cerebro deja de serle necesario y lo absorbe es decir se lo come.
No es tan raro, muchos humanos al alcanzar en la vida una cierta comodidad, dejan de pensar, una gran parte de su cerebro se atrofia, yo les recomendaría que se lo comieran.
Xoseolo