30 mar. 2010

EL CINISMO DEL PARTIDO POPULAR

Oigo con estupor las declaraciones que Saenz de Santamaría, portadora parlamentaria del Partido Popular, sobre la aceptación a la renuncia temporal a la militancia en dicho partido del que fue presidente de Baleares y ministro de Aznar el Sr. Matas.
En sus osadas manifestaciones trata de culpar al partido en el gobierno por no hacer lo mismo con sus implicados en causas judiciales.

A la señora Saenz hay que decirle que basta ya de presumir de moral política, pues ningún partido, y yo diría que ninguna sociedad o grupo de cualquier tipo y para cualquier finalidad , puede negarse a admitir la renuncia de ninguno de sus miembros. Es más a la dirección del partido se le debería caer la cara de vergüenza por haber esperado a la renuncia de militancia y no haberse adelantado decidiendo la expulsión de un delincuente confeso.

Jaume Matas confesó haber pagado con dinero negro más de cuatrocientos mil euros para cubrir los gastos de reforma de su palacete, lo que significa haber defraudado a la administración pública. Tan sólo por este delito realizado por un hombre al que ciudadanos, por cierto no muy avispados, le habían otorgado su confianza en las urnas, el PP debería haber tomado cartas en el asunto ya que si en los otros trece delitos que se le imputan, y por los que le pueden caer unos 24 años de cárcel se puede agarrar al clavo ardiendo de la presunción de inocencia, en el del pago con dinero de origen injustificado no hay duda de su culpabilidad aunque lo confesara como medida de distracción para librarse de los otros trece .

29 mar. 2010

SUICIDIO

Decía en un monólogo uno de los integrantes del grupo Les Luthiers, que aunque parricidio fuera matar al padre suicidio no significa asesinar a un suizo. Siguiendo el monólogo aseguraba que el suicidio está penado por la mayoría de las legislaciones de los países pero no se conseguía llevar a juicio a ningún sospechoso ya que éste coincidía con la víctima del delito. Para dar contenido a la ley que penaba al suicidio en muchos países se decidió procesar también a los suicidas fallidos, llegando en un caso a la condena a la pena capital al suicida fallido.

Quien haya leído Yo Claudio de Robert Graves habrá descubierto que los innumerables nobles romanos acusados por el emperador Calígula se suicidaban antes de llegar a juicio ya que según las leyes de entonces la fortuna de los condenados a muerte pasaba íntegra a manos del estado, en este caso a las de Calígula, y en cambio la fortuna dejada por un suicida se quedaba en las de sus herederos legales.

Los doce años que viví en Alicante lo hice en un piso muy cercano al paso a nivel que había, no se sigue habiendo ya que desde el principio de vivir allí se oían las falsas promesas del político de turno sobre el soterramiento de las vías (¿Habrá habido un político cumplidor desde entonces?). Por conversaciones con una vecina del barrio cuyo marido era conductor de trenes, supimos que periódicamente este empleado de RENFE debía someterse a sesiones psiquiátricas por las secuela que le dejaban los suicidas que utilizaban el método de arrojarse al tren, lo que era indicativo que estos suicidas existen aún cuando por razones justificadas estos actos no se dan a conocer. Es sabido que el conocimiento de un suicidio consumado anima a los suicidas indecisos a dar el fatal paso.

El pasado día 25 se ha suicidado María Antonia Torres González, principal imputada en un caso de corrupción urbanística en el municipio de Telde (Gran Canaria).
Por lo visto era una persona con tendencia suicida demostrada por otro intento que protagonizó hace unos años y que en aquella ocasión fue felizmente abortado.

Personalmente siento que sucedan estos hechos, por eso espero que a nadie se le ocurra enseñarle el artículo corrupcion-telde-suicida/ a Jaume Matas curriculunmatas no sea que le anime a la emulación como acabo de decir de más arriba.




26 mar. 2010

HUGO CHAVEZ ∩ POLÍTICA ESPAÑOLA

Varias semanas después de que el juez Eloy Velasco acusara a Hugo Chávez de colaborar con ETA, no han salido a la luz las pruebas que justifique estas acusaciones. Sabíamos que la justicia española era lenta, ahora sabemos que, al menos en las alturas, es de lo más chunga, como lo constata los ataques a Garzón y ésto.
Para profundizar más recomiendo la lectura del artículo de Juan Carlos Escudier en El Confidencial del pasado día 20 del presente mes de Marzo: ¿Se puede acusar sin pruebas a Chávez de colaborar con ETA? Por lo visto, sí

El jefe de la oposición Mariano Rajoy no tardó en hacer suyas las acusaciones del juez Velasco y declaró que Rodríguez Zapatero tenía "amistades peligrosas". Ahora que tales acusaciones parece que quedan en papel mojado, Mariano no tiene la suficiente clase personal como para retractarse.

Hugo Chávez no es un modelo a emular, y en esto es en lo que debería fijarse Mariano y tirar de las orejas al presidente Camps de la comunidad valenciana dirigente a su vez del partido liderado por Rajoy, ya que el tal presidente Camps debe de ser un discípulo aventajado de Hugo Chávez al imitar al dedillo las prácticas de implantar vergonzantes censuras a la opinión pública o la de apropiarse de las cadenas autonómicas de TV, de esto también sabe mucho la otra lideresa del partido de Rajoy y presidenta de la comunidad autónoma de Madrid Esperanza Aguirre.
Interesante artículo sobre el tema en: La comunidad valenciana, esa pequeña Venezuela

14 mar. 2010

LOS JÓVENES DAN LA ESPALDA A LA MONARQUÍA

Una fotografía de los dos principales matrimonios componentes de la real familia española cubre un tercio de la superficie de la primera página del Público de hoy domingo, debajo de la misma un gran rótulo con la frase "Los jóvenes dan la espalda a la monarquía". En páginas interiores he leído con satisfacción dos artículos que apoyan el titular de portada.
El primero "Los jovenes suspenden a la monarquia " informa sobre los resultados de las encuestas que el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) realiza desde el año 1994 hasta ahora y las cuales muestran una bajada continuada, sobre todo en la población de personas entre 18 y 34 años, llegando en ese segmento a notas de suspenso para la institución monárquica, siendo el sector de los menores de 25 años los más críticos. Una de las conclusiones que estos resultados inspiran al articulista es que esta parte de la población no se siente vinculada por los acontecimientos de la transición y el 23F, y que los mayores de edad por estos mismos acontecimientos se sienten agradecidos al monarca. desde luego no es mi caso particular pues para mi el "éxito" de la llamada transición será para los que desde entonces y hasta ahora viven en la opulencia, y los que facilitaron el proceso fueron en gran medida los integrantes del revisionismo claudicante y no el Sr. Borbón. En cuanto al resultado final del 23F desde el primer momento me pareció que el rey tardó mucho en salir a la palestra televisiva, desde luego quiero recordar que no lo hizo el mismo día 23, sino ya en la madrugada del 24. Confirman mis temores diversas publicaciones entre las que recomiendo, pues dan muy creíbles detalles de aquellos momentos en los que el rey tenía sus dudas, "La soledad del rey de José García Abad", editado en el 2005 y el más reciente del 2009 "Anatomía de un instante, de Javier Cercas". El segundo artículo " La larga marcha hacia la transparencia " Informa de las diversas iniciativas que hay en marcha para que las cuentas de la institución de la monarquía dejen de ser un asunto tabú y salgan a la luz, ya que el dinero que gasta dicha institución sale de nuestros bolsillos vía impuestos. Algo está cambiando cuando en el 2007 en el Congreso ni siquiera se admitieron a trámite las preguntas que al respecto quiso formular el diputado Joan Tardá de ERC. El cambio de actitud puede ser consecuencia de la presión ejercida por el mero hecho de que el mencionado diputado presentara el caso ante el tribunal de Estraburgo Un tercer artículo, éste leído sin satisfacción, " Ya somos 30.956.113 " firmado por Manuel Rico nos dice que esos 31 millones de españoles que ahora tienen voz y voto, cuando se aprobó la constitución en la que se legalizaba la monarquía que había instaurado Franco, no votaron entonces por no tener la edad suficiente para ello. Lo que no es de recibo en este artículo es basándose en que los que en 1978 eramos mayores de edad, unos 16 millones de ciudadanos, ahora jubilados o casi, remata el artículo con la siguiente pregunta ¿Alguien en su sano juicio piensa de verdad que una monarquía de pensionistas mantendrá un atisbo de legitimidad? Me parece una pregunta formulada con desprecio. Rico debería saber que un significativo porcentaje de esos 16 millones votamos no o nos abstuvimos en aquel referéndum, otros votaron si influenciados por el revisionismo de entonces que coaccionaba con aquello de "ahora no se vota monarquía o REPÚBLICA, ahora se escoge entre dictadura o democracia"


12 mar. 2010

GENTUZA

Hoy he recibido un correo con un PowerPoint sobre un artículo de Arturo Pérez Reverte sobre los diputados de nuestra política titulado "Gentuza" (Con este título os podéis imaginar como pone el autor a sus señorías).

El artículo se publicó en julio del pasado 2009 y aunque muchos lo tildaron de oportunismo, no cabe duda de que refleja el sentimiento que una gran mayoría de la población comparte. Por lo que sigue estando de actualidad

A mi me ha hecho añorar a algunos de los diputados elegidos en las primeras elecciones democráticas tras los cuarenta años de la pesadilla franquista.
Como ejemplo pongo a Marcelino Camacho que entraba en el congreso con aquel jesey de cuello alto, como los que nos tejía mi madre a golpe de agujas de punto, vestimenta tan distante a los costosos ternos que lucen hoy en día sus señorías masculinas o a los modelitos de la féminas.
Durante el tiempo que Marcelino estuvo en el congreso, no le supuso una mejora en su economía, ya que los emolumentos como representante popular los entregaba a su partido, recibiendo del mismo un salario de los que podemos definir como "normalito".

El que quiera conocer el artículo del académico Arturo Pérez Reverte que pinche el enlace

Gentuza




3 mar. 2010

LOS PROFESIONALES, EL LIBRERO CACO

Caco, además de ser un ejemplar trabajador y buen compañero en Femsa tenía, un pequeño negocio familiar de librería - papelería en una galería de la Avenida de Aragón, hoy Calle de Alcalá. Fundamentalmente su librería se abastecía de lo que él llamaba fondos editoriales, no se bien que significaba este término, pienso que eran libros retirados ya de la venta en grandes librerías para hacer hueco a las novedades y esto permitía a Caco ofrecer la mercancía a precios muy asequibles.

Contaba Caco que en cierta ocasión un compañero de fábrica le encargó que le buscara " metro y medio de libros con el lomo rojo", resultaba que se había comprado un mueble para el salón de su casa que tenía un estante de esa dimensión y lo quería llenar. Con todo el dolor de su corazón el bueno de Caco, que era un gran amante de la cultura, le sirvió el pedido a plena satisfacción del cliente. Me hubiera gustado indagar más sobre este asunto para llegar a saber si una vez los libros en el estante habrían ejercido el magnetismo suficiente como para hacer que el dueño del mueble hubiera empezado a aficionarse a la lectura. Pero Caco, haciendo gala de lo que el llamaba respeto por el secreto profesional no reveló nunca la identidad de su cliente. pero si dijo que para acallar los reproches de su propia conciencia, muchas veces, había deseado con toda su alma que aquel conjunto literario sirviera para misión más noble que la simple función decorativa.

He de confesar que pasado un tiempo desde el anterior episodio, yo también hice una compra de libros a Caco y no por tener interés en leerlos...

Julián un compañero de mi departamento llegó un día con la noticia de que le había salido un trabajillo para por las tardes, después de la jornada laboral, consistente en la venta a domicilio de una enciclopedia en cómodos plazos. El producto era una de esas obras en varios tomos que en principio iba dirigida a estudiantes del Bachillerato elemental. A Julián le dieron un cursillo rápido de ventas especialmente diseñado para el producto de marras. Mostrando el catálogo de la obra, (nunca mejor dicho como ya se verá más adelante) y con su acostumbrada forma de detallar las cosas contaba: "Esto se vende vende sólo, a mi me dan una lista de los clientes a visitar la cual procede de los colegios religiosos que imparten enseñanzas de bachiller, por supuesto en esta lista viene el nombre del alumno, cuando llegue a la vivienda del posible cliente y me abra uno de los progenitores de la criatura estableceré la siguiente introducción "¿Vive aquí el alumno del colegio XXXX Fulanito de tal? vengo de parte del colegio a charlar con él" Aparecerá el crío y al ver a la familia con cierta preocupación continuaré mi perorata "Por favor no se preocupen, el chico es un excelente alumno, yo vengo para ayudarle a que siga siéndolo" Entonces saco un par de tomos y empiezo a detallar las excelencias de la enciclopedia advirtiendo que es una obra de consulta diseñada para ayudar a los alumnos de bachillerato. El mismo chaval te ayuda a venderla convenciendo a su padre...

Yo siempre he sido enemigo de las enciclopedias por considerarlas que abarcan muchos temas pero sin profundizar en ellos y en este caso me parecía no muy ético aprovecharse de una información privilegiada para endosar a cualquier familia algo que no iba a ser de provecho ,y así se lo dije a Julián.
Unos días después se me ocurrió preguntar a Caco si él podía agenciarme la enciclopedia y en caso afirmativo a qué precio. Me dijo que sí y el precio resultó ser muy inferior al que ofrecía Julián, se lo hice saber y al responderme con incredulidad le compré la enciclopedia, a Caco ¡también a plazos!. Al comprobar Julián los hechos abandonó el negocio y yo cargué con unos tomos inservibles para otra cosa que no fuera nada más que adornar el mueble del salón y que un día al comprobar que la dichosa enciclopedia pertenecía a la editorial del opus dei acabaron los tomos ardiendo en la chimenea de mi casa de Pelayos de la Presa.